23.9 C
Buenos Aires
domingo, noviembre 27, 2022
 

El piloto español Marc Márquez probó por primera vez el biocombustible de Repsol para le Moto GP

Lo más leído

 
00:22:24

Cristian Desmarchelier nos explica el potencial de la bioprospección en la región

Se entiende a la bioprospección como la búsqueda de moléculas que nos provee la naturaleza para industrias de altísimo valor agregado como la medicina, el cuidado personal, la belleza, entre muchas otras.
 
 

Marc Márquez, Repsol y Honda estuvieron probado el combustible renovable fabricado por Repsol en su Technology Lab, el centro de investigación de la compañía multienergética, con el objetivo de mantener las mismas prestaciones en pista y reducir significativamente las emisiones netas de CO2.

La prueba se realizó en el circuito del Jarama en España y sirvió para conocer las primeras impresiones del piloto en cuanto a rendimiento, para que la compañía trabaje en tener el mejor combustible renovable posible durante la temporada 2024 de MotoGP.

La categoría ha establecido un calendario en el que la competición deberá utilizar un mínimo del 40% de combustibles no fósiles a partir de 2024, hasta llegar al 100% a partir de 2027.

Lectura sugerida

Durante las pruebas, Máquez y Honda utilizaron un biocombustible avanzado que ofreció al piloto y la moto las mismas prestaciones que con un combustible tradicional. Con esta prueba, la compañía energética da un paso más para llevar los combustibles renovables al mundo de la competición sin afectar al rendimiento del motor. Márquez dio su feedback para que los ingenieros de HRC, junto con los investigadores de Repsol, puedan interpretar y optimizar el rendimiento de este tipo de combustible renovable.

Luego de realizar 12 giros al circuito, el múltiple campeón de la categoría dio sus impresiones a la prensa. “Ha sido un test positivo, ya que me sentía bien y no notaba diferencia a la hora de utilizar el biocombustible, que al final es el objetivo: mantener un alto nivel de rendimiento. Cuando Repsol trae un producto al circuito, ya ha sido bien probado, pero siempre es importante probarlo en pista, para comprobar que los resultados no cambian por cosas como la humedad o la temperatura, que son variables que te pueden afectar a la hora de buscar el máximo rendimiento. intercambiar información, de modo que lo que se prueba en el centro de pruebas se corresponda con lo que sucede en la pista».

Márquez agrego que «Como piloto, te fijas en la respuesta del motor. Quieres que aumente limpiamente las revoluciones, que la sensación al pisar el acelerador por primera vez sea suave, y eso depende de la combustión, que a veces puede ser demasiado agresiva. En este caso, fue suave. También notas que el motor se siente bien a altas revoluciones, que es cuando alcanzas el máximo rendimiento»

Repsol lleva muchos años trabajando en el desarrollo de biocombustibles, con la intención de convertirlos en una alternativa real que complemente otras formas de descarbonizar el transporte, como la electrificación o el hidrógeno renovable, para reducir las emisiones en los próximos años.

Por su parte, Dolores Cárdenas, asesora de Diseño de Producto en Repsol Technology Lab dijo que «“La clave de este tipo de combustible es que no se nota la diferencia en términos de sensación. La diferencia es cómo producimos estos combustibles renovables y tenemos dos tipos importantes: los biocombustibles avanzados que provienen de residuos de biomasa y los sintéticos, que se producen mediante la captación de C02 e hidrógeno renovable».

La compañía multienergética también ha tenido un gran desarrollo en otras competiciones como el Rally Dakar, donde el equipo Repsol Rally Team ya utiliza combustibles renovables, y la serie francesa de Fórmula 4, certamen para el que Repsol ha suministrado un combustible de origen 100% no fósil durante este año. Con esta experiencia, Repsol pondrá a disposición de HRC y sus pilotos el mejor combustible renovable a partir de 2024 en MotoGP.

Lectura sugerida

Durante el primer semestre de 2023, Repsol pondrá en marcha la primera planta de biocombustibles avanzados de España, en Cartagena, que producirá 250.000 toneladas de combustibles renovables a partir de residuos. La compañía también avanza en su planta de combustibles sintéticos de Bilbao, que entrará en producción en fase de demostración en 2024.

Estas plantas juegan un papel destacado en el objetivo de Repsol de alcanzar una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas de combustibles renovables en 2025 y más de 2 millones en 2030, liderando así este mercado en la Península Ibérica y avanzando de forma decisiva hacia el objetivo de cero emisiones netas en 2050.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

A 15 años de la inauguración de la pastera de Fray Bentos, la cadena foresto-industrial argentina invita a reflexionar sobre las oportunidades que aún...

Según Confiar es posible constatar que los temores ambientales y de salud que se agitaron esos días fueron equivocados. La entidad dice que ha pasado un tren de desarrollo del sector que trajo inversiones en Chile, Brasil y Uruguay de alrededor de 30.000 millones de dólares.