23.9 C
Buenos Aires
domingo, noviembre 27, 2022
 

El IICA y la Secretaría de Agricultura de Argentina invitan a especialistas internacionales a participar de la conferencia mundial sobre bioeconomía ICABR 2023

Lo más leído

 
00:22:24

Cristian Desmarchelier nos explica el potencial de la bioprospección en la región

Se entiende a la bioprospección como la búsqueda de moléculas que nos provee la naturaleza para industrias de altísimo valor agregado como la medicina, el cuidado personal, la belleza, entre muchas otras.
 
 

El Consorcio Internacional de Investigación en Bioeconomía Aplicada (ICABR, por sus siglas en inglés), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina invitan a investigadores y académicos de América Latina y el Caribe a postular ponencias, abstracts y otros materiales para la Conferencia Internacional ICABR 2023.

La recepción de postulaciones cierra el 30 de noviembre de este año.

Esta conferencia se realizará por primera vez en América Latina y el Caribe (ALC), en Buenos Aires, Argentina, del 4 al 7 de julio del 2023. Tendrá como tema central “Las transiciones sostenibles en la bioeconomía como motor de nuevas dinámicas en el desarrollo institucional”. El llamado internacional para la presentación de artículos, ponencias y pósteres se basa en cuatro temáticas:

1. Transiciones institucionales para mejorar la sostenibilidad.
2. Cuantificación de la sostenibilidad mejorada de las cadenas de valor.
3. El papel de las políticas y regulaciones.
4. El papel de la innovación.

Lectura sugerida

Hugo Chavarría, gerente del Programa de Innovación y Bioeconomía del IICA, expresó que el ICABR es uno de los espacios académicos más importantes de la bioeconomía mundial.
“Acá se reúnen las principales instituciones y referentes de las ciencias para la bioeconomía, así como tomadores de decisión, financiadores e inversionistas. Considerando que por primera vez en la historia ALC será la sede, desde el IICA estamos convencidos que es la oportunidad ideal para mostrarle al mundo nuestros avances en los desarrollos tecnológicos y productivos de la bioeconomía, así como en materia de políticas públicas e institucionalidad”, dijo Chavarría.

EL ICABR 2023 sería un espacio de vital importancia para concientizar a más actores de la región sobre la importancia de la bioeconomía como modelo de desarrollo y como estrategia para la transformación de los sistemas agroalimentarios y energéticos.
Situaciones como las crisis sanitarias, sociales, económicas y ambientales generadas por la pandemia del Covid-19, la guerra en Europa del Este y más recientemente una recesión global, han destacado la importancia estratégica de la bioeconomía en términos de seguridad alimentaria y energética.

Lectura sugerida

Esto se ve reflejado en un incremento de las políticas públicas y estrategias nacionales dedicadas a la bioeconomía y de los proyectos de I+D+i en la materia.
El ICABR se estableció en 1998 y se ha caracterizado por ser uno de los principales consorcios de carácter mundial que reúne a investigadores, científicos y académicos de la bioeconomía, la biotecnología agrícola y el desarrollo rural. Actualmente se encuentra conformada por más de 15 universidades y centros de investigación, donde sobresalen Harvard Kennedy School, Wageningen University & Research, University of California Berkeley, Universidad de Roma “Tor Vegata”, University of Saskatchewan, Rutgers University y la Universidad de Hohenheim, entre otros.

Puede encontrar más detalles de ICABR en https://icabr.net/icabr-2023/ y de la convocatoria en https://icabr.net/icabr-conference-2023-call-for-submissions/.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

A 15 años de la inauguración de la pastera de Fray Bentos, la cadena foresto-industrial argentina invita a reflexionar sobre las oportunidades que aún...

Según Confiar es posible constatar que los temores ambientales y de salud que se agitaron esos días fueron equivocados. La entidad dice que ha pasado un tren de desarrollo del sector que trajo inversiones en Chile, Brasil y Uruguay de alrededor de 30.000 millones de dólares.