23.9 C
Buenos Aires
domingo, noviembre 27, 2022
 

El gobierno de EEUU dio luz verde a la producción de carne cultivada a partir de células

Lo más leído

 
00:22:24

Cristian Desmarchelier nos explica el potencial de la bioprospección en la región

Se entiende a la bioprospección como la búsqueda de moléculas que nos provee la naturaleza para industrias de altísimo valor agregado como la medicina, el cuidado personal, la belleza, entre muchas otras.
 
 

La startup estadounidense Upside Foods, que nació en 2016 como una spinoff de la Universidad de Berkley, se ha convertido en la primera empresa estadounidense en recibir la aprobación para producir carne cultivada en laboratorio, luego de recibir luz verde de parte del Departamento de Drogas y Alimentos (FDA) del país.

La aprobación marca un hito en un sector, donde varias startups tienen como objetivo producir y comercializar la llamada carne de «laboratorio» o artificial, para permitir que los humanos consuman proteínas animales con un menor impacto en el medio ambiente que el de la agricultura intensiva, y sin sufrimiento animal.

«Este hito marca un gran paso hacia una nueva era en producción de carne, estoy emocionada de que los consumidores de Estados Unidos pronto tengan la oportunidad de comer carne deliciosa cultivada directamente a partir de células animales», dijo Uma Valeti, cofundadora y directora general de la compañía californiana.

En la práctica, la FDA declaró que la carne cultiva de células de Upside Foods es segura para el consumo por humanos. La FDA ha evaluado «cuidadosamente» los datos y la información proporcionada por la compañía sobre sus métodos y «no tiene preguntas adicionales en esta etapa sobre sus conclusiones en términos de seguridad», dijo la autoridad reguladora alimentaria en su propio comunicado de prensa.

Lectura sugerida

Sin embargo, esto no implica que la compañía ya está habilitada para comercializar el producto. La startup  todavía tiene muchos obstáculos que superar, incluidas las inspecciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, antes de poder vender su carne producida a partir de células de pollo. Upside Foods no dio detalles de cuándo sucederá eso, pero dice que «brindarán más detalles sobre el momento del lanzamiento».

La FDA y el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (FSIS) dicen que estos requisitos incluyen el registro de la instalación para la parte del proceso de cultivo celular, una inspección de fabricación y para que el alimento mismo reciba una marca de inspección del FSIS antes de que sea puede ingresar al mercado estadounidense. Esto incluye asegurarse de que esté debidamente regulado y etiquetado, dijo la agencia.

Lectura sugerida

“Este anuncio histórico de la FDA es el paso fundamental en el proceso regulatorio. A continuación, trabajaremos con el USDA para obtener una subvención de inspección para nuestro Centro de Ingeniería, Producción e Innovación (EPIC) y para aprobar nuestra etiqueta. Una vez que esos artículos estén completos, podemos comenzar la producción comercial y las ventas de nuestro filete de pollo cultivado”, dijo Valeti.

En noviembre de 2021, la startup californiana inauguró en Emeryville, muy cerquita de San Francisco, EEUU., la mayor planta productora de proteínas cultivadas a base de células del mundo.  

La startup Eat Just, competidora de Upside Foods, fue la primera en el mundo en recibir en 2020 en Singapur autorización para comercializar carne producida a partir de células. En mayo pasado, su subsidiaria GoodMeat llegó a un acuerdo con un fabricante de equipos para adquirir un biorreactor de 6.000 litros donde espera producir carne avícola y vacuna a gran escala.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

A 15 años de la inauguración de la pastera de Fray Bentos, la cadena foresto-industrial argentina invita a reflexionar sobre las oportunidades que aún...

Según Confiar es posible constatar que los temores ambientales y de salud que se agitaron esos días fueron equivocados. La entidad dice que ha pasado un tren de desarrollo del sector que trajo inversiones en Chile, Brasil y Uruguay de alrededor de 30.000 millones de dólares.