lunes, mayo 20, 2024
 

El gobierno de Brasil negocia con fabricantes de automóviles la introducción de autos ‘verdes’ que funcionen solo a etanol

Compartir

 
 

El gobierno de Brasil, a través del Ministerio de Fomento, Industria, Comercio y Servicios está en conversaciones con los fabricantes de automóviles locales para llevar al mercado automóviles populares ‘verdes’ que sean impulsados únicamente por bioetanol.

El plan, que entusiasma a las automotrices y concesionarios, consiste en lanzar modelos denominados de entrada a precios que vayan entre los R$50.000 (U$S 10.000) y R$60.000 (U$S 12.000). Los motores deberían ser los mismos 1.0 que se usan actualmente, pero con ganancias en rendimiento y consumo.

Solo dos marcas, Fiat, perteneciente a Stellantis, y Renault cuentan hoy en día con un modelo de gama de entrada, el Mobi y el Kwid respectivamente. Ambos tienen precios a partir de R$ 70.000 (U$S 14.000) y, con esta iniciativa podrían ganar más rápidamente la llamada versión “verde”.

La propuesta es ofrecer un producto con mayor atractivo ambiental y, de esta manera, coser una categoría de tributación exclusiva, adecuada al nuevo marco tributario. La elección del combustible está relacionada con los objetivos de descarbonización. Si los autos son flex fuel, es más probable que los consumidores prioricen la gasolina en la mayor parte del país, debido a la relación entre la autonomía y el precio de la gasolina en los surtidores.

Lectura sugerida

Por ello, una de las posibilidades que el gobierno estaría manejando es reemplazar la nomenclatura «automóvil popular» por «automóvil verde». Será necesario trabajar con el público objetivo para mostrar las ventajas del etanol y exorcizar viejos fantasmas, como el miedo al desabastecimiento y la repentina suba de precios.

El auto verde de nivel de entrada tendría menos elementos de comodidad y seguridad, pero sin violar la legislación vigente en el país. Sería así un modelo más pequeño y sencillo. Además, tendría diferentes tasas impositivas y probablemente una reducción en el margen del fabricante de automóviles y del concesionario.

El grupo Stellantis, que reúne a las marcas Citroën, Fiat, Jeep, Peugeot y RAM, es el más entusiasmado con el tema. La empresa trabaja desde hace tiempo con la posibilidad de relanzar autos solo con alcohol, además de ofrecer opciones híbridas.

Lectura sugerida

La empresa anunció recientemente el proyecto Bio-Electro, que establece alianzas para acelerar el desarrollo de vehículos que combinen electricidad y etanol. Antonio Filosa, presidente del grupo en Latinoamérica, ha insistido en el combustible de fuentes renovables.

En el contexto del auto verde de nivel de entrada, el presidente de la Federación Nacional de Distribución de Vehículos Automotores (Fenabrave), José Maurício Andreta, dijo que también estaría en negociación la revocación del parque automotor liviano, con incentivos para que quienes tengan un auto muy viejo lo cambien por uno de menor uso. Ya existe un programa similar en el caso de los vehículos pesados, denominado Renovar Auto.

Otro punto de la agenda es la creación de condiciones crediticias más favorables. El presidente de Anfavea citó el caso de Chile, que logró calentar fuertemente el mercado interno tras liberar el Fondo de Pensiones para la compra de automóviles.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias