domingo, mayo 19, 2024
 

Gallinas modificadas genéticamente para poner fin a una de las prácticas más cuestionadas de la industria del huevo

Compartir

 
 

Investigadores en Israel han desarrollado una tecnología genética innovadora con el objetivo de eliminar una de las prácticas más controvertidas de la industria del huevo: el sacrificio de pollitos machos recién nacidos.

Cada año, se estima que alrededor de 7 mil millones de pollitos machos son sacrificados en todo el mundo poco después de nacer, ya que se consideran improductivos. Estos pollitos no pueden poner huevos y tampoco son adecuados para la producción de carne, ya que pertenecen a una especie diferente a los pollos de engorde de crecimiento rápido.

A pesar de que muchos países han prohibido esta práctica, la industria del huevo dice que aún no existe una solución que pueda a implementarse a gran escala.

Sin embargo, un equipo de científicos del Organismo de Investigación Agrícola de Israel, el Centro Volcani, ha logrado un avance significativo mediante la aplicación de la edición genética en gallinas ponedoras para producir exclusivamente pollitas hembras.

Lectura sugerida

Después de siete años de investigación en colaboración con Huminn, una empresa estadounidense-israelí especializada en alimentos sostenibles comercialmente viables, se ha logrado desarrollar un sistema que podría revolucionar la industria.

La tecnología consiste en la modificación genética de las gallinas ponedoras para que los embriones machos no se desarrollen ni eclosionen. Los científicos han editado el ADN de las gallinas para detener el desarrollo de cualquier embrión macho en los huevos que ponen. Esta modificación se activa cuando los huevos son expuestos a la luz azul durante varias horas. Los embriones de pollitas no se ven afectados por la luz azul y se desarrollan de manera normal. Tanto las hembras hijas como los huevos no contienen material genético adicional.

Yuval Cinnamon, embriólogo del Centro Volcani, comentó a la BBC: «Estoy muy contento de haber desarrollado un sistema que creo que puede revolucionar verdaderamente la industria, en primer lugar en beneficio de los pollos, pero también de todos nosotros, porque este es un problema que afecta a cada persona en el planeta».

Lectura sugerida

Si bien la investigación aún no ha sido revisada por pares debido a los planes de licenciar la tecnología, ha sido evaluada por la organización benéfica británica Compassion in World Farming (CIWF), dedicada al bienestar animal. Peter Stevenson, asesor principal de políticas de CIWF, considera este avance como un «desarrollo realmente importante» para el bienestar animal.

Stevenson mencionó que, por lo general, es cauteloso con respecto a la edición genética en animales de granja, pero en este caso, respalda la tecnología. Sin embargo, subrayó la importancia de realizar pruebas adicionales para asegurar que las gallinas y pollitas producidas a través de este método puedan llevar una vida comercial sin enfrentar problemas inesperados de bienestar.

La práctica de sacrificar pollitos machos ha sido prohibida en algunos países europeos, mientras que otros se encuentran expectantes a la aparición de alguna solución innovadora. ¿Será la gallina modificada genéticamente?

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias