miércoles, julio 17, 2024
 

Qué es la ‘Biotecnología Blanca’ y por qué es clave para el impulso de la bioeconomía

Compartir

 
 

En el contexto de la expansión del paradigma de la bioeconomía, donde los recursos biológicos renovables se convierten en la base para la creación de productos biobasados, la biotecnología emerge como un pilar esencial. Pero la biotecnología tiene múltiples aplicaciones que van desde la medicina hasta los alimentos. Una forma efectiva de identificar las múltiples aplicaciones de la biotecnología es asociar un color diferente a cada una. Así, la biotecnología blanca se distingue como aquella asociada a la producción y procesamiento de productos químicos, materiales y energía utilizando fábricas de células vivas, como bacterias y levaduras.

La biotecnología blanca destaca por su papel crucial en impulsar la bioeconomía a través de la producción industrial de productos biobasados mediante sistemas biológicos.

¿Qué es la Biotecnología Blanca y por qué es de Vital Importancia?

La biotecnología blanca, también conocida como biomanufactura industrial, es la producción y procesamiento de productos químicos, materiales y energía utilizando fábricas de células vivas, como bacterias y levaduras. Esta forma de biotecnología representa una alternativa sostenible a la producción química basada en petróleo. No solo reduce nuestra dependencia de los combustibles fósiles, sino que también consume menos energía, genera menos residuos y, posiblemente, da lugar a productos más respetuosos con el medio ambiente.

Si bien la biotecnología blanca no es una novedad, con ejemplos como la producción de enzimas modificadas para detergentes desde la década de 1980, su interés ha crecido significativamente en la actualidad. Esto se debe a mejoras en las herramientas y procesos de biotecnología que permiten la producción de una amplia gama de productos, desde sustancias químicas básicas hasta materiales de alto rendimiento, a través de la biotecnología blanca.

Lectura sugerida

Uno de los principales impulsores de esta tecnología es la biología sintética, que implica el diseño y la ingeniería artificial de sistemas biológicos y organismos vivos para mejorar aplicaciones industriales y de investigación. La biología sintética desempeña un papel fundamental en el avance de la biomanufactura industrial al facilitar herramientas como la edición genética y la ingeniería de cepas, lo que abre nuevas posibilidades de aplicación.

No obstante, la biología sintética no es el único motor de la biotecnología blanca. Una investigación de  la consultora de mercados IDTechEx ha identificado otros avances tecnológicos, como nuevos biocatalizadores, materias primas alternativas y sistemas sin células, que también impulsan este campo.

En su informe titulado «Biotecnología Blanca 2024-2034», IDTechEx ofrece un análisis independiente del estado actual de la biotecnología blanca. Este análisis crítico abarca tanto las innovaciones tecnológicas como los proyectos pasados, presentes y futuros, brindando una evaluación objetiva del futuro de esta rama de la biotecnología.

Lectura sugerida

Cada innovación tecnológica amplía el alcance de la biotecnología blanca en aplicaciones convincentes. La fermentación de células modificadas puede producir una sorprendente diversidad de moléculas y compuestos, con aplicaciones que abarcan desde lubricantes hasta cuero, textiles hasta envases, adhesivos hasta aditivos, y más. Esta lista sigue creciendo a medida que empresas establecidas y emergentes desarrollan nuevas tecnologías. IDTechEx ha identificado más de 100 empresas que están impulsando la biotecnología blanca, desde grandes corporaciones de materiales y productos químicos hasta startups emergentes.

Las innovaciones tecnológicas en la biotecnología blanca son solo una parte del panorama general que está dando forma a la biomanufactura industrial. Para evaluar la viabilidad económica de los proyectos de biotecnología blanca, se deben considerar una serie de factores, tanto internos como externos. Esto incluye el rendimiento del proceso, la facilidad de escala, la elección del biocatalizador, así como factores externos como las regulaciones gubernamentales, los precios del petróleo crudo y el «green premium». El mercado de la biotecnología blanca debe analizarse desde estas múltiples perspectivas para comprender su papel en el avance de la bioeconomía global.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias