lunes, abril 22, 2024
 

Argentina envía harina de soja con certificación libre de deforestación hacia Europa

Compartir

 
 

En un esfuerzo por asegurar la sostenibilidad ambiental de sus exportaciones, Argentina ha dado un paso significativo al enviar tres embarques de harina de soja con certificado georreferenciado, garantizando así su origen libre de deforestación. Estos envíos, realizados durante el último trimestre del 2023, marcan el inicio de las pruebas piloto de implementación del Protocolo VISEC en el país.

El Protocolo VISEC, alineado con los requisitos de la Regulación 2023/1115 de la Unión Europea, establece exigencias rigurosas para asegurar que la producción de soja no contribuya a la deforestación. Dichas exigencias implican la consolidación de mercadería proveniente de campos que no han sido deforestados posteriormente a diciembre de 2020, así como la trazabilidad y segregación de los granos a lo largo de toda la cadena comercial, desde el campo hasta el puerto.

Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC), explicó la importancia de estas pruebas piloto: «De esta manera podremos realizar ajustes finos al sistema VISEC y prepararnos para el lanzamiento de la herramienta de trazabilidad y monitoreo que dará los primeros pasos desde abril del 2024».

La participación de actores clave en la industria, como Bunge, LDC y Viterra, resalta el compromiso del sector con la sostenibilidad ambiental. Más de 46.000 toneladas de harina de soja, procedentes de más de 570 unidades productivas, fueron embarcadas hacia los puertos de España e Irlanda como resultado de estas pruebas piloto.

Fernando Correa Urquiza, Gerente Regional de Cereales y Oleaginosas de LDC para Latinoamérica Sur y Oeste, señaló: «Nuestro objetivo es seguir trabajando para ampliar el Protocolo de Sustentabilidad, hacer ajustes a la plataforma y aumentar la participación de los productores y el área georeferenciada en futuros envíos».

Sin embargo, el presidente de CIARA-CEC, Gustavo Idígora, destacó que la implementación de sistemas de monitoreo y verificación genera costos adicionales y adaptaciones que pueden reflejarse en el precio del producto final. No obstante, reiteró el compromiso del sector con la provisión de productos libres de deforestación, con garantía de trazabilidad de origen.

Este avance en la implementación del Protocolo VISEC marca un hito significativo en los esfuerzos de Argentina por promover prácticas comerciales sostenibles y responsables con el medio ambiente, consolidando su posición como proveedor de productos agrícolas de alta calidad y respetuosos con el entorno natural.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias