lunes, abril 22, 2024
 

ALZ-Agro: pioneros en agricultura sustentable y biotecnología

Compartir

 
 

En un contexto donde la sostenibilidad y la innovación son elementos clave para el futuro de la agricultura, ALZ-Agro emerge como un verdadero pionero en la región. Recientemente reconocida como la «Compañía del Año en Agricultura Sustentable de América Latina» por Agri Business Review, esta empresa ha demostrado un compromiso excepcional con el desarrollo de prácticas agrícolas sustentables y el impulso de la bioeconomía.

El director de la división Nutrientes de ALZ-Agro, Alejandro Savage, y el director de Desarrollo de Nuevos Proyectos, Arturo Bressanello, comparten algunos de los hitos que han marcado la evolución de esta compañía en materia de innovación sustentable.

«Hace aproximadamente cinco años, comenzamos a observar un cambio significativo en la percepción de los bioestimulantes y otros productos sostenibles en la agricultura», explica Alejandro Savage. «A pesar de las primeras resistencias, estábamos bien posicionados gracias a nuestra década de experiencia en el desarrollo de estos productos».

ALZ-Agro: pioneros en agricultura sustentable y biotecnología
Alejandro Savage, director de la división Nutrientes de ALZ-Agro.

ALZ-Agro se distingue en la producción de bioestimulantes, fertilizantes alternativos y nutrición animal a partir de residuos y subproductos de diversas industrias, adoptando el concepto de economía circular. «Nuestro enfoque se centra en aprovechar los desechos de otras industrias para crear productos de alto valor», agrega Savage.

Arturo Bressanello recuerda los primeros pasos que dieron con el sistema de dietas líquidas, allá por el año 2010. Impulsados por la experiencia de un nutricionista tucumano radicado en Israel, comenzaron a explorar sus ventajas. «Honestamente, esa conversación me hacía pensar en Mozart y Salieri, tratando de entender una partitura», describe sobre aquellos primeros intercambios.

Arturo Bressanello
Arturo Bressanello, director de Desarrollo de Nuevos Proyectos.

El resultado de aquella experiencia es Nutriliq, uno de los proyectos más destacados de ALZ-Agro. Nutriliq es una mezcla equilibrada de proteínas, energía y minerales que utiliza subproductos de la cervecería, maltería y levaduras para formar parte de la alimentación diaria de más de 250.000 vacas. Además de las dietas líquidas, que suelen llamar “la sopa para las vacas”, la empresa ha incursionado en las Raciones Totalmente Mezcladas (TMR), ofreciendo soluciones nutricionales completas para el ganado.

Otro proyecto innovador

Pero la innovación no se detiene aquí. ALZ-Agro está avanzando en un proyecto revolucionario para producir proteínas a partir de larvas de insectos, específicamente la mosca soldado negro. «En un mundo con creciente población y demanda de proteínas, es fundamental ofrecer alternativas sostenibles. Nuestro compromiso con la innovación sustentable y el desarrollo social nos impulsa a seguir liderando el camino hacia un futuro más cuidadoso del medio ambiente», argumenta Savage. Estas proteínas, libres de gluten y productos químicos, representan una opción sustentable tanto para el consumo humano como animal. «Este proyecto no solo es una solución para la creciente demanda de proteínas, sino que también contribuye a la conservación del medio ambiente», subraya.

Con este nuevo desarrollo, ALZ-Agro planea ingresar al mercado de alimentos para mascotas y acuicultura, con un enfoque en la producción de harinas de insectos para sustituir la harina de pescado, contribuyendo así a mitigar los impactos negativos de la sobrepesca en los ecosistemas marinos.

El compromiso de ALZ-Agro con la transformación social, basado en los pilares de sustentabilidad económica, social y ambiental, lo consolida como un líder indiscutible en el campo de la agricultura sustentable y la bioeconomía.

 
 

Tabla de contenidos

 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias