lunes, abril 22, 2024
 

Conocimiento y naturaleza: los ejes del primer encuentro del G20 sobre bioeconomía

Compartir

 
 

Aprovechando su rol como presidente del G20, Brasil instaló una iniciativa trascendental enfocada en la Bioeconomía, con el objetivo de facilitar el acceso de los países en desarrollo a fondos climáticos esenciales. Esta propuesta innovadora se alinea con discusiones que abarcan la ciencia, la tecnología y la innovación, así como la utilización de los recursos de la biodiversidad para fomentar un desarrollo sostenible.

La propuesta brasileña desafía a las principales economías del mundo a reconsiderar sus métodos de producción. La disminución de los recursos del Planeta Tierra está obligando a la humanidad a cambiar sus relaciones económicas, y la urgencia de este debate impulsó a Brasil a proponer la Iniciativa de Bioeconomía. Tras la primera reunión de la Iniciativa, el Embajador André Corrêa do Lago, Secretario de Clima del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, anunció que la propuesta brasileña fue bien recibida.

Los países y organizaciones internacionales que participaron en la reunión formalizaron propuestas sobre el tema y elogiaron la Iniciativa, destacando el papel de Brasil en este escenario de transición energética global. «El debate continúa, porque muchas personas quieren participar. Hay varias dimensiones de la Bioeconomía que están generando interés durante las discusiones del G20 bajo la presidencia brasileña», explicó el embajador.

FIFA y OMC lanzan iniciativa de algodón para impulsar economía africana

El enfoque de la Iniciativa de Bioeconomía se organiza en torno a tres ejes principales: el papel de la ciencia, la tecnología, la investigación, la innovación y el conocimiento tradicional para la Bioeconomía; el uso sostenible de la biodiversidad para la Bioeconomía; y la Bioeconomía como promotor del desarrollo sostenible en sus tres dimensiones – social, económica y ambiental.

Aunque el concepto de Bioeconomía no está definido de manera multilateral, puede ser considerado como un modelo de desarrollo basado en el conocimiento que incluye tanto nuevas tecnologías como tecnologías antiguas y conocimientos tradicionales, como el uso y manejo de ecosistemas y especies de biodiversidad. La Bioeconomía debe ser un instrumento para promover la sostenibilidad en todos los países, independientemente de la biodiversidad presente en sus territorios.

Márcia Barbosa, Secretaria de Políticas y Programas Estratégicos del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, resaltó la importancia de que el grupo presente una definición de lo que es la Bioeconomía. «Si no logramos una definición cerrada, al menos debemos elaborar una lista de cualidades que la Bioeconomía debería tener», afirmó. El concepto, que debería ser presentado a los líderes del G20 en la Cumbre Final en noviembre, ayudará a otros grupos de trabajo a abordar el tema y guiar su trabajo.

Promoviendo la biodiversidad urbana con jardines verticales

La Iniciativa de Bioeconomía reúne a participantes de los dos segmentos que conforman el G20, Sherpas (así se denomina a los emisarios personales de los líderes del G20) y Finanzas. Cristina Reis, Subsecretaria de Desarrollo Económico Sostenible del Ministerio de Finanzas, destacó la importancia de los aspectos económicos y sociales para asegurar un equilibrio entre el desarrollo y la transformación ecológica. «Hubo consenso sobre la complejidad de comprender las bioeconomías y la necesidad de desarrollar instrumentos financieros adecuados».

Señalando la historia de Brasil de proponer un nuevo modelo, Vicente Araújo, coordinador de Desarrollo Sostenible de Itamaraty, dijo que los países que participaron en la reunión consideran que Brasil está en una posición privilegiada para abordar el tema. «Brasil es el actor que puede iniciar una nueva conversación en el ámbito internacional. Estamos muy optimistas sobre esta iniciativa».

La iniciativa del G20 sobre Bioeconomía promete ser un catalizador para el cambio en la forma en que las economías globales consideran y abordan los desafíos ambientales y de desarrollo. Con Brasil liderando este esfuerzo, se abre una ventana de oportunidad para un enfoque más sostenible y equitativo en la economía mundial.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias