sábado, junio 15, 2024
 

La fibra del guanaco: el tesoro oculto de la Patagonia

Compartir

 
 

Enzo Batistelli, un nombre destacado en la industria textil argentina, reveló ante los micrófonos de ENTRAMANDO, por FM Dimensión los misterios de una fibra tan exquisita como el oro andino: la del guanaco.

Desde la hilandería ‘CAPEN S.A.’ en la provincia de Buenos Aires, este emprendedor junto a sus hermanos ha explorado las fibras animales naturales argentinas, encontrando en el guanaco un recurso de valor incalculable. En el marco del IV Festival Provincial del Guanaco en Gobernador Gregores, Batistelli expuso las cualidades excepcionales de esta fibra autóctona, equiparándola a las más finas del mundo.

El potencial del guanaco en la industria textil

Con más de 30 años de experiencia en el rubro, Batistelli es una autoridad en todos los procesos relacionados con las fibras especiales. Según sus palabras, la fibra del guanaco posee un valor equiparable al de la vicuña, siendo considerada como el «oro de la Patagonia». Aunque históricamente subestimada, esta fibra cuenta con propiedades únicas, con una finura que rivaliza con la de la vicuña, alcanzando los 13 micrones.

Impulso a la economía circular: investigadores del CONICET logran rendimientos impensados en la producción de hongos y biogás utilizando residuos de la industria cervecera

A pesar de su calidad excepcional, la fibra del guanaco ha sido poco estudiada debido a la dificultad para acceder a la especie en su hábitat natural. Batistelli desmiente los mitos que rodean a esta fibra, aclarando que su finura va más allá de lo que comúnmente se cree. Además de su valor intrínseco, la fibra del guanaco posee un rico trasfondo histórico ligado a la Patagonia, un lugar inhóspito, casi virgen, que le genera una carga subjetiva a la que hay que sumarle las objetivas, que enumera algunas como la finura, la absorción de humedad y la aislación térmica, lo que la convierte en un producto aún más atractivo para los mercados internacionales.

En Europa ya se está valorando y se está empezando a demandar tal vez más de lo que podemos entregar”. Clasificar las fibras le otorga un valor buscado por clientes exigentes, necesarios en un proyecto serio y con continuidad, de lo que remarca “Necesaria para que los mercados del exterior nos crean, con el tema exportación especialmente”.

Hacia una industria sostenible

La comercialización de la fibra del guanaco no está exenta de desafíos. El cumplimiento de regulaciones internacionales, como las establecidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), es fundamental para garantizar el bienestar animal y la conservación de la especie. En este sentido, Batistelli destaca la importancia de implementar planes de manejo que aseguren la sostenibilidad de la industria.

Paraguay autorizó el uso de insectos modificados genéticamente para controlar biológicamente el cogollero, una de las plagas que más daño causa a los cultivos

Tanto la vicuña como el guanaco se encuentran en la lista 2 del CITES, lo que significa que son especies que no están necesariamente amenazadas de extinción pero que podrían llegar a estarlo a menos que se contrale estrictamente su comercio. Lo que las diferencia una de otra, explica Batistelli, es que ninguna se puede faenar, salvo el guanaco en la provincia de Santa Cruz, donde existe sobrepoblación.

Un futuro prometedor

La combinación de calidad, historia y sostenibilidad posiciona a esta fibra como un activo invaluable en el mercado global. A medida que se desentrañan los secretos del guanaco, Argentina se consolida como un referente en la producción de fibras naturales de alta calidad.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias