sábado, junio 15, 2024
 

El futuro del crucero de placer: velas, combustibles renovables y poco calado para llegar a lugares paradisíacos con mínimo impacto ambiental

Compartir

 
 

En un movimiento que promete revolucionar la industria de los cruceros de placer, la reconocida firma de diseño de embarcaciones YSA Design ha presentado su último proyecto: un innovador catamarán impulsado por velas, diseñado para satisfacer las expectativas más exigentes de los pasajeros mientras aborda los desafíos de la sostenibilidad marina. Con el nombre en clave Seabreeze, este concepto no solo ofrece una experiencia de lujo, sino que también se enfoca en la preservación del medio ambiente y la accesibilidad a aguas de difícil alcance.

El diseño de Seabreeze abarca una serie de características que lo distinguen en el mercado de cruceros de alta gama. Con una longitud de 104,5 metros y un calado de solo 4 metros, este catamarán permite acceder a aguas poco profundas, brindando a los pasajeros la oportunidad de explorar lugares remotos y sensibles de manera responsable. Sus dos cascos gemelos contrarrestan la inclinación bajo vela para garantizar estabilidad y comodidad a bordo de sus 200 pasajeros.

Una de las innovaciones más destacadas del diseño es su sistema de propulsión sostenible. Cuatro velas plegables de 50 metros de altura, montadas sobre bases de 6 metros en cubierta, capturan el viento para una navegación de cero emisiones. Además, los motores, que funcionan con bio-metanol verde, garantizan el funcionamiento del hotel a bordo y, en caso de vientos insuficientes, pueden proporcionar la propulsión principal. Seabreeze también está equipado con un sistema de propulsión híbrido que permite la navegación silenciosa con energía de batería.

Rumbo a la navegación ‘Cero Emisiones’: Cargill fletará un buque equipado con velas y motorización híbrida a biodiesel

La estructura del catamarán, compuesta por dos cascos conectados por una estructura en forma de U invertida, alberga la superestructura central de dos cubiertas que incluye el puente de mando y algunos espacios públicos. Cada casco cuenta con cuatro cubiertas y una «cubierta superior» con capacidad para 100 camarotes dobles y 155 tripulantes.

«La sostenibilidad es fundamental, pero el sector de cruceros también necesita reinventarse continuamente», afirmó Trond Sigurdsen, Arquitecto Senior y Socio de YSA Design. «Un barco sostenible que acerque a los huéspedes conscientes del medio ambiente al mar y llegue a destinos inalcanzables para otros es una clara oportunidad en el mercado premium de cruceros».

El futuro del crucero de placer velas, combustibles renovables y poco calado para llegar a lugares paradisíacos con mínimo impacto ambiental-frente

Este tipo de audiencia buscaría «reclamar el mar» como una atracción, con los cascos que cuentan con plataformas retráctiles en la popa y el centro que se extienden hasta el agua cuando Seabreeze está anclado o en modo de posicionamiento dinámico. Las salas de estar marinas podrían abrirse para cenas al atardecer, spas o clubes de playa y deportes acuáticos.

Avance en la acuicultura sostenible: fabrican en Noruega un bote de trabajo con bioplásticos

El diseño también prevé una estructura de bahía transparente entre los cascos para que los pasajeros puedan «flotar» sobre el mar. Mejorado con iluminación auxiliar, «ver un naufragio o un arrecife de coral sería inolvidable», dijo Sigurdsen. En otro escenario, los pasajeros pueden relajarse en una red que conecta los cascos en una «experiencia flotante».

«Seabreeze también se alinea estrechamente con el pensamiento contemporáneo sobre cruceros basados en destinos, donde un barco que se desliza bajo vela no perturbaría la vida silvestre y sería bienvenido en cualquier lugar. Un barco impulsado por el viento del siglo XXI podría incluso impulsar la revitalización de comunidades que sufrieron con la desaparición de la vela».

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias