miércoles, febrero 28, 2024
 

2024: ¿Un año bisagra para las biotecnológicas?

Compartir

 
 

Hace un año, en mi artículo ‘Urban Farming: Abismo de Desilusión“, analicé los motivos por los cuales algunos sectores tecnológicos poco relacionados entre sí, como la agricultura vertical, las criptomonedas, la industria del cannabis y los autos eléctricos, cayeron durante el 2022 en lo que se conoce como “la tercera fase del Ciclo de Gartner”, una representación gráfica en forma de curva que describe el proceso de madurez y adopción de nuevas tecnologías.

No considero apropiado incluir a la biotecnología, definida como la utilización de sistemas biológicos para la creación o modificación de productos o procesos para usos específicos, dentro de las denominadas “nuevas tecnologías”, ya que gran parte de estas prácticas han estado presentes en los sistemas productivos desde hace décadas. Sin embargo, es importante señalar que, desde el punto de vista del mercado de capitales, las valuaciones de las acciones alcanzaron su punto máximo a mediados del año 2021, y desde entonces el sector ha registrado pérdidas en valor del orden del 50% , según el índice SPDR S&P Biotech ETF ($XBI), uno de los índices bursátiles que mide el comportamiento de las principales firmas biotecnológicas orientadas al sector de la salud y que componen el índice S&P de la bolsa de Nueva York (el Biotechnology Select Industry Index).

¿Qué causó este cambio de tendencia? En parte, los máximos alcanzados hace dos años y medio estuvieron influenciados por la pandemia de COVID 19. Por ejemplo, las valuaciones de muchas empresas que desarrollan vacunas como Novavax ($NVAX) y Moderna ($MRNA) surgieron a sus valores máximos, impulsando al sector salud en general y al biotecnológico en particular a niveles récord. Sin embargo, a medida que los temores de la pandemia se fueron disipando (período 2022-23), el interés de los inversores se fue dirigiendo hacia otros sectores como la inteligencia artificial, evidenciado por la evolución del sector en $SOXX. Es decir, hubo una rotación en las inversiones. Además, en la mayoría de las economías del mundo se registró un aumento sostenido de las tasas de interés, lo cual es contraproducente para los mercados en general, pero su impacto suele ser mayor en algunos sectores como la biotecnología o las energías renovables ($PBW), que dependen fuertemente del mercado de crédito para llevar a cabo sus operaciones y programas de innovación.

Así es como, luego de los máximos registrados en 2021, las acciones biotecnológicas alcanzaran valores mínimos históricos en 2023 (Figura 1). Tal es así, que para el mes de diciembre, había por lo menos cien empresas biotecnológicas en EEUU cuyo valor de mercado era inferior al efectivo que tenían disponible en el banco.

Pero los mercados siempre exageran. Tanto al alza como a la baja. Y algunos indicadores fundamentales y técnicos permiten suponer que el sector ya encontró un piso, y que el año nuevo podría ser un buen año para la biotecnología.

El reciente anuncio de la Reserva Federal de los EE.UU. sobre la probable disminución de las tasas de interés en 2024, luego haber registrado valores máximos, es una noticia alentadora para las biotecnológicas. Este pronunciamiento ha incentivado a que las grandes farmacéuticas – que muchas veces apuestan a la incorporación de empresas innovadoras como estrategia de actualización de sus “pipelines” – hayan comenzado a activar sus mecanismos de fusiones y adquisiciones. Un claro ejemplo de esta tendencia es la adquisición, a finales del año pasado, de la compañía oncológica Seagen ($SGEN) por parte de la gigante Pfizer, con una inversión notable de USD 43 mil millones. Esta es la adquisición más importante realizada en el sector desde 2019. En días posteriores, se dio a conocer otra noticia relevante: Bristol Myers Squibb adquirió las empresas especializadas en enfermedades neurodegenerativas, Karuna Therapeutics ($KRTX), y en oncología, RayzeBio ($RYZB), por montos significativos de USD 14 mil millones y USD 4,1 mil millones, respectivamente. Estos eventos sugieren que, al haber alcanzado niveles históricos de liquidez, las grandes farmacéuticas sienten la imperiosa necesidad de realizar inversiones que impulsen la innovación dentro de sus estructuras.

Factores adicionales que podrían impulsar el mercado en 2024 incluyen el interés creciente de parte del sector farmacéutico en áreas terapéuticas innovadoras, como como terapias dirigidas en oncología, tratamiento de enfermedades autoinmunes, cardiología, obesidad y enfermedades neurodegenerativas. Además, es importante destacar que en 2023 algunas tecnologías de plataforma con gran potencial disruptivo recibieron fuertes señales de validación, como por ejemplo los tratamientos basados en células madre (Mesoblast Ltd. – $MESO), la edición genética (CRISPR Therapeutics – $CRSP), la biología sintética (Ginkgo Bioworks – $DNA), o incluso las primeras experiencias de incorporación de inteligencia artificial (AI) como herramienta transversal en el proceso de “drug discovery” (Recursion Pharmaceuticals – $RXRX), y que, podrían dar el salto y revolucionar el sector en los próximos años.

2024: Un año bisagra para las biotecnológicas-XBI
Figura 1: El índice $XBI se consolida por encima de los USD 60 y se encamina a perforar los USD 90.

Aunque no es pertinente realizar un análisis técnico de cada una de las empresas mencionadas, el desempeño del índice $XBI (Figura 1) parece haberse consolidado por encima de los USD 60, y actualmente busca perforar una resistencia al alza que se encuentra alrededor de los USD 90. De confirmarse este evento, el sector podría ir a buscar una vez más los niveles máximos alcanzados en 2021, cercanos a los USD 170.

Más allá de que el panorama de inversiones para el sector biotecnológico en los EE.UU. parece alentador para el año que comienza, siempre es recomendable realizar un análisis de los estados contables de las empresas (análisis fundamental) y de gráficos y tendencias (análisis técnico) antes de tomar decisiones de inversión tanto en este sector como en cualquier otro del mercado de renta variable.

 
Cristian Desmarchelier
Cristian Desmarchelier
Biólogo y Doctor en Ciencias, especializado en bioeconomia y biodiversidad. Creador y conductor de la serie documental 'Paradigma Tres – Los Caminos de la Bioeconomia' y coautor del libro 'Plantas Medicinales Autóctonas de la Argentina: Bases Científicas para Su Aplicación en Atención Primaria de la Salud'.
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias