Sexualidad sostenible: con maíz crean el primer juguete sexual biodegradable y reciclable

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

En general, las personas que están más comprometidas con el medio ambiente y un estilo de vida más sostenible, son propensas a pasar más tiempo al aire libre. Sin embargo, un nuevo desarrollo podría lograr el efecto inverso.

La marca alemana de juguetes sexuales Womanizer, la preferida por el público femenino de todo el mundo, quiere revolucionar la industria del bienestar sexual con el lanzamiento de Premium eco, el primer producto íntimo biodegradable y reciclable a nivel global.

Premium eco se basa en el juguete sexual estrella de la compañía, el Womanizer Premium, pero está fabricado con Biolene, un bioplástico elaborado principalmente a partir del almidón de maíz, lo que hace que sea biodegradable y reciclable.

El valor de lista asciende a 189 €, pero para celebrar el lanzamiento la compañía ha establecido una serie de descuentos que están disponibles por orden de llegada.

Premiun eco cuenta con la tecnología Pleasure Air patentada por la marca, que estimula las sensibles terminaciones nerviosas del clítoris con suaves ondas de aire, sin la necesidad de hacer contacto físico. También cuenta con una batería reemplazable y recargable, que extiende el tiempo de ejecución del producto.

Lectura sugerida

La compañía dice que el juguete es fácil de desmontar en comparación con otros productos. Quienes necesiten desprenderse del producto pueden deshacerse de las piezas individuales de acuerdo con las pautas aplicables.

Según Johanna Rief, directora de empoderamiento sexual de Womanizer, «la industria del bienestar sexual ha crecido enormemente en los últimos años y los productos están ganando cada vez más aceptación social. Pero, como en muchas otras industrias, cuestiones como el plástico y la conciencia medioambiental están omnipresentes y es necesario encontrar soluciones y enfoques a largo plazo para esto, para nuestra y todas las generaciones futuras. Premium eco es el primero de muchos pasos que Womanizer tienen en carpeta para hacerse más sostenibles como empresa».

Como marca de estilo de vida íntimo, Womanizer quiere impulsar un cambio real en la industria. La marca está comprometida con el futuro a corto y largo plazo del medio ambiente y está ideando nuevas formas de reducir los residuos nocivos.

La marca se está posicionando así de forma más sostenible y quiere dar el ejemplo. Para hacerlo, Womanizer lanzó una campaña de crowdfunding en Indiegogo con el objetivo de recaudar unos 17.000 € para demostrar que los juguetes sexuales sostenibles son el futuro de la industria.

Las partes interesadas pueden apoyar este proyecto y ser una de las primeras en contar con el nuevo producto.

Lectura sugerida

Un número limitado de unidades está disponible para comprar a un precio reducido en la página de financiación de Indiegogo (precio original: 189 EUR), los descuentos son los siguientes:

  • Los primeros 150 productos comprados recibirán más del 55% de descuento
  • Los siguientes 200 productos comprados recibirán más del 35% de descuento
  • Los últimos 300 productos comprados recibirán más del 10% de descuento

Womanizer donará el monto total de la campaña a One Tree Planted, al mismo tiempo que trabaja con la empresa para plantar un árbol con cada compra.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

ADM y LG Chem con planes de convertir maíz en PLA y biopolímeros

El gigante estadounidense de los agronegocios y líder mundial en nutrición y biosoluciones, ADM anunció que se ha asociado con LG Chem, una de las mayores empresas químicas del planeta, para explorar la producción de ácido láctico en EEUU. para satisfacer la creciente demanda de una amplia variedad de productos de origen vegetal, incluidos los bioplásticos.