16.8 C
Buenos Aires
domingo, octubre 2, 2022
 

Desarrollan bioplásticos a partir de microorganismos que se alimentan de algas marinas

Lo más leído

 
00:16:20

Vistamos Alto Agrelo de Bodega Argento, la finca orgánica más grande de Argentina

Juan Pablo Murgia, enólogo jefe de Bodega Argento, explicó a BioEconomíaTV los detalles de cómo es el trabajo que vienen realizando en lo que ellos definieron como 'Agricultura Biosustentable': un concepto sobre el que se basa su iniciativa 'MatrizViva' que tiene como objetivo mejorar las las condiciones para la producción de vinos manteniendo una convivencia armónica con el ecosistema de la región.
 
 

Según las Naciones Unidas, el plástico representa hasta el 90 por ciento de todos los contaminantes en nuestros océanos. Sin embargo, existen pocas alternativas comparables y amigables con el medio ambiente para sustituir este material.  

«Los plásticos tardan cientos de años en descomponerse. Las botellas, los envases y las bolsas crean continentes de plástico en los océanos, ponen en peligro a los animales y contaminan el medio ambiente» dijo Alexander Golberg, de la Universidad de Tel Aviv en Israel.  

«El plástico también se produce a partir de productos derivados del petróleo, que tiene un proceso industrial que libera contaminantes químicos como un subproductos», agregó Golberg.  

«Una solución parcial a la epidemia plástica son los bioplásticos, que no usan petróleo y se degradan rápidamente. Pero los bioplásticos también tienen un costo ambiental: cultivar las plantas o las bacterias para hacer el plástico requiera suelo fértil y agua dulce, que en muchos países, como Israel, no abundan», se explayó el investigador. 

Leer también

¿Es realmente el bioplástico una esperanza verde?

«Nuestro nuevo proceso produce ‘plástico’ a partir de microorganismos marinos que se reciclan completamente en desechos orgánicos», explicó. 

Los investigadores aprovecharon los microorganismos que se alimentan de algas marinas para producir un polímero bioplástico llamado polihidroxialcanoato (PHA).  

«Nuestra materia prima son algas multicelulares, cultivadas en el mar», dijo Golberg. «Estas algas fueron consumidas por microorganismos unicelulares, que también crecen en agua muy salada, y producen un polímero que se puede utilizar para hacer bioplásticos».  

«Ya hay fábricas que producen este tipo de bioplásticos en cantidades comerciales, pero usan plantas que requieren tierras agrícolas y agua dulce» continuó el investigador. «El proceso que proponemos permitirá a los países con escasez de agua dulce, como Israel, China e India, pasar de los plásticos derivados del petróleo a los plásticos biodegradables».  

Leer también

Canadá: Desarrallan innvoador bioplástico derivado de madera para impresión 3D

Los investigadores podrían revolucionar los esfuerzos del mundo para limpiar los océanos, sin afectar las tierras cultivables y sin utilizar agua dulce.  

«El plástico de fuentes fósiles es uno de los factores más contaminantes en los océanos» dijo Golberg. «Hemos demostrado que es posible producir bioplásticos completamente basados en recursos marinos en un proceso que sea amigable tanto con el medio ambiente, como con sus habitantes. Ahora estamos realizando una investigación básica para encontrar las mejores bacterias y algas que sean más adecuadas para producir polímeros para bioplásticos con diferentes propiedades». 

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Iberdrola pone en marcha la primera planta agrovoltaica inteligente de España

La instalación contribuirá a mejorar la calidad de la uva, permitirá un uso más eficiente del terreno, reducirá el consumo de agua de riego y mejorará la resistencia de este cultivo a las condiciones climáticas, ante el aumento de las temperaturas y las cada vez más frecuentes olas de calor.