Una startup australiana produce packaging para alimentos con residuos de la industria de la banana

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

La empresa australiana líder en tecnologías de fibras vegetales a partir de residuos agrícolas Papyrus Australia completó recientemente una prueba de concepto que ha demostrado con éxito la viabilidad comercial de utilizar fibra de banana refinada para producir envases de alimentos moldeados, como cajas para pizzas y hamburguesas, bandejas de comidas y platos descartables.

Dado que muchos expertos de la industria habían pasado por alto previamente la fibra de plátano refinada como una opción, esta exitosa prueba tendrá un impacto en la forma en que empaquetamos nuestros alimentos y en la sostenibilidad de nuestro planeta, dijo la empresa en un comunicado.

La fibra del banano, un subproducto abundante y sustentable

La fibra de banano se obtiene de los troncos de la palmera del banano y es un subproducto de la producción de bananas, lo que significa que es renovable y además, se cultiva en abundancia.

Hay alrededor de 3.000 hectáreas de plantaciones de bananos en Australia y se estima que a nivel mundial, las plantaciones de banano cubren más de 10 millones de hectáreas, con aproximadamente 2.200 millones de toneladas de residuos agrícolas generados anualmente.

Lectura sugerida

Papyrus dijo que aprovechar este residuo agrícola para la producción de envases de alimentos moldeados trae al menos cuatro beneficios. Estos son:

  • Los troncos de plátano son una fuente de fibra renovable y sostenible, y ahora se ha demostrado que es una alternativa viable para el reemplazo de la pulpa de madera.
  • El uso de un producto que de otro modo se habría desperdiciado reduce la emisión de gas metano durante la descomposición de los residuos agrícolas, que es nocivo para el medio ambiente.
  • El proceso patentado de Papyrus Australia de convertir el tronco de la palma de banano en fibra refinada no genera desperdicios ni sustancias químicas, a diferencia de muchos procesos alternativos de reciclaje y producción.
  • La fibra de plátano es resistente al agua, retardante del fuego y se descompone naturalmente en los vertederos.

Esta es la primera vez que se logra tal hazaña, dijo el director gerente de Papyrus Australia, Ramy Abraham Azer. «Si bien hemos fabricado productos moldeados anteriormente en Australia, China y Egipto, todos eran de fibra preparada en condiciones de laboratorio y con ciclos de moldeo muy limitados», agregó.

«Ahora podemos producir fibra ‘a medida’ a diario en nuestra fábrica de Sohag que posteriormente se le da forma en una fábrica de moldes estándar durante un turno completo». 

Papyrus Australia confía en que pueden usar fibra de banano para optimizar el producto final y también crear productos que no son factibles con otras fibras.  “Esta es una primicia mundial y abre la puerta al uso de millones de toneladas de desechos que las plantaciones de banano crean cada año para producir envases limpios, sostenibles, amigables con el medio ambiente y degradables para desplazar la plaga de los envases de plástico que dañan nuestro planeta”, dijo Azer. 

Lectura sugerida

“La tecnología patentada de Papyrus ahora es capaz de producir de forma sostenible productos de embalaje moldeados en masa para satisfacer las demandas de los clientes más importantes y tener un impacto real en los problemas medioambientales que todos enfrentamos», agregó el ejecutivo. 

“No solo desplazando los plásticos, sino también reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero al encerrar los desechos de las plantaciones bananeras en productos superiores y competitivos en costos en lugar de descomponerse y liberar gas metano a la atmósfera de manera anaeróbica”, dijo. 

Papyrus Australia ha desarrollado una tecnología sostenible que desplaza los envases de plástico y de origen forestal al ofrecer alternativas a la fibra de banano. Papyrus dijo que otorgará licencias de su tecnología a entidades adecuadas para establecer fábricas de fibra de banano en lugares donde se cultivan bananas. 

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Una ‘caminata’ por los senderos de la bioeconomía ancestral

Con motivo de la celebración de la 'Semana de la Movilidad Sostenible', el autor relata su experiencia de transitar diferentes trayectos del ‘Camino Inca’. Un legado de conocimientos sobre ingeniería agrícola, experiencias en el uso y aprovechamiento de plantas como fuentes de alimentos y medicamentos, y destrezas en el uso de materiales locales para la construcción de viviendas.