miércoles, febrero 28, 2024
 

Día Mundial del Árbol: La importancia de cuidar nuestros bosques urbanos

Compartir

 
 

Cada 28 de junio, el mundo entero celebra el Día Mundial del Árbol, una fecha dedicada a reflexionar sobre la importancia de los árboles en nuestras vidas y a promover su cuidado, preservación y renovación en las ciudades. En esta ocasión, la Asociación Forestal Argentina (AFoA) se une al mensaje de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE), instando a tomar medidas para proteger nuestros bosques urbanos.

El Día Mundial del Árbol fue establecido por el Congreso Forestal Mundial en 1969 y desde entonces ha servido como recordatorio de los «héroes» que habitan nuestro planeta, proporcionando innumerables beneficios vitales para todos los seres vivos. Los árboles son reconocidos ampliamente por su capacidad para mitigar el cambio climático, ya que son considerados el sistema basado en la naturaleza más eficiente en la absorción de CO2 durante su crecimiento. Esta conciencia ha dado lugar a diversas políticas de reforestación, como la promesa de la Unión Europea de plantar 3 mil millones de árboles para el año 2030, la campaña «Un billón de árboles» de WWF y Bird Life, y la iniciativa de la Gran Muralla Verde en África, por mencionar algunas.

Hoy en día, aproximadamente el 56% de la población mundial, es decir, 4400 millones de personas, vive en ciudades. Se espera que esta tendencia continúe, ya que se estima que para el año 2050, casi 7 de cada 10 personas residirán en áreas urbanas (https://www.bancomundial.org/es/topic/urbandevelopment/overview). Los árboles y bosques urbanos convierten nuestras ciudades en lugares más verdes, saludables y felices. La silvicultura urbana y periurbana sostenible contribuye a la restauración de los ecosistemas y ayuda a detener y revertir la pérdida de biodiversidad.

Lectura sugerida

Además, los árboles urbanos juegan un papel fundamental en la resiliencia local y el desarrollo sostenible, al tiempo que contribuyen a la acción climática y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Las ciudades se encuentran en la vanguardia de nuestros mayores desafíos globales, y los árboles urbanos y periurbanos deben formar parte de los planes para sostener y reconstruir la biodiversidad.

A pesar de cubrir solo el 2% de la superficie terrestre a nivel mundial, las ciudades albergan una sexta parte de la diversidad de árboles del planeta, con bosques urbanos compuestos por más de 10 mil millones de árboles y más de 100 géneros. De hecho, más del 20% de la biodiversidad aviar mundial reside en las ciudades y sus árboles.

Cuando los bosques urbanos se planifican y gestionan como redes interconectadas que abarcan desde áreas urbanas densas hasta entornos rurales, pueden contribuir a mantener sistemas ecológicos urbanos más saludables, proporcionando un hábitat crítico para la biodiversidad urbana.

Sin embargo, la capacidad a largo plazo de los árboles urbanos y periurbanos para brindar hábitats críticos para la vida en nuestras ciudades está amenazada por la competencia por el espacio y los recursos, así como por el cambio climático. Es urgente que se realicen compromisos e inversiones en planificación y gestión a largo plazo para mantener y expandir los numerosos beneficios que brindan los árboles urbanos.

Cada árbol cuenta. Un solo árbol tiene la capacidad de producir miles de flores, proporcionando alimento a las poblaciones de insectos polinizadores y garantizando nuestra producción de alimentos. También puede ser el hogar de cientos de especies de insectos, hongos, musgos, mamíferos y plantas. Además, un solo árbol puede interceptar más de 15.000 litros de agua al año, ayudando a mitigar inundaciones y almacenando agua para los ecosistemas locales.

Lectura sugerida

Según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (USEPA), las áreas urbanas sombreadas por árboles pueden ser hasta 25°C más frescas que las áreas no sombreadas en verano, lo que protege a los habitantes urbanos y a la biodiversidad en los ecosistemas y suelos forestales urbanos del sobrecalentamiento.

En conclusión, en este Día Mundial del Árbol, es esencial tomar conciencia de la importancia de nuestros bosques urbanos y comprometernos a protegerlos y fortalecerlos. Cada árbol cuenta y cada uno de nosotros puede contribuir a preservar la belleza y los beneficios que nos brindan los árboles en nuestras ciudades.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias