IICA publicó el ‘Atlas de los biocombustibles líquidos 2020-2021’

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, el IICA, acaba de publicar el ‘Atlas de los biocombustibles líquidos 2020-2021’, un completo documento que muestra en detalle el formidable crecimiento que tuvieron los biocombustibles líquidos a nivel global en los últimos 20 años.

El trabajo lleva la firma de Agustín Torroba y brinda información estadística de las principales variables de los mercados de biocombustibles, incluyendo consumo, producción, comercio exterior y uso de materias primas. El Atlas recopila también el estado actual de las políticas públicas con respecto a los mandatos en cada país.

IICA promociona la bioeconomía

Agustin Torroba biocombustibles
Agustín Torroba, autor del ‘Atlas de los biocombustibles líquidos 2020-2021, publicado por IICA.

Torroba se incorporó a IICA hace 2 años, bajo la gestión del argentino Manuel Otero como director general del organismo, luego de ocupar el puesto de Director Nacional de Biocombustibles en la Secretaría de Energía de la Nación Argentina. Bajo la conducción de Otero, el IICA viene promoviendo el enfoque de la bioeconomía como modelo de desarrollo para América Latina. En varias oportunidades, la máxima autoridad del organismo se refirió a que este nuevo enfoque “abre la posibilidad de generar círculos virtuosos para convertir a las comunidades rurales de América en zonas de progreso a partir del desarrollo de industrias locales de base biológica”.  Y como sabemos, los biocombustibles son el componente más importante de este nuevo paradigma bioeconómico.

Los número del Atlas de Biocombustibles

El nuevo Atlas de biocombustibles de IICA muestra que entre el año 2000 y el 2019, la producción y el consumo de combustibles líquidos se multiplicó por 11. Debido a las restricciones provocadas por la pandemia, 2020 registró una pequeña retracción tanto en producción como consumo, pero los datos del primer semestre están mostrando una recuperación esta clase de instrumentos.

Lectura sugerida

Según el documento, en 2020 había unos 65 países que contaban con algún tipo de mandatos (uso obligatorio) de biocombustibles líquidos, mientras que varios estados subnacionales contaban también con sus propias políticas de uso de biocombustibles.

Bioetanol: el combustible de mayor producción

Entre los distintos tipos de biocombustibles líquidos, el bioetanol es el de mayor producción, con un uso creciente de maíz como materia prima. Por su parte, el biodiesel ha sido el biocombustible que registra la mayor tasa de crecimiento en el período. Torroba destaca que el aceite de palma, es a nivel global, la principal fuente de materia prima para la producción de biodiesel con 32% de participación, seguido de aceite de soja (26 %) y aceite de colza (15 %), mientras que otras fuentes como aceites vegetales usados, grasas animales y otros aceites vírgenes, componen el 27 % restante.

Estados Unidos ocupa el primer lugar como productor mundial de biocombustibles líquidos, con una participación de 41 % sobre el volumen global. Le siguen en orden Brasil (26%), Indonesia (5%), China (3%) y Alemania (3 %). El 22 % restante de la producción se distribuye entre los demás países del mundo, con una participación destacada de Tailandia, Francia, India, Canadá y Argentina.

El consumo de biocombustible por país

Por su parte, el consumo de biocombustibles líquidos se concentra significativamente en dos países: Estados Unidos (39 % del total) y Brasil (24 %). Le siguen Indonesia (6 %), Alemania (3 %) y China (2 %). El 26 % restante se distribuye entre los demás países del mundo, con una participación importante de Canadá, Tailandia, Reino Unido, India, Argentina y Colombia.

Lectura sugerida

Brasil es el país con mayor participación de bioetanol en la mezcla con la gasolina (27%), seguido de Paraguay (25%), y en tercer lugar se ubican Noruega y Finlandia (20%).

La participación del biodiesel está más atomizada, siendo Suecia el país que cuenta con mayor penetración de biocombustible en el combustible diésel (33 %), seguido de Indonesia (20 %), Noruega (20 %), Finlandia (20 %) y Brasil (12 %).

Comercio exterior de biocombustibles

El comercio exterior representa el 17% del mercado de biodiesel y el 17% del mercado de bioetanol. Para el primero de ellos, la UE concentra las mayores exportaciones (29 % del total) con una fuerte participación del comercio interbloque. Le siguen Singapur (16 %), China (14 %), Malasia (10 %) y Argentina (8 %). Con respecto a las importaciones de biodiésel, se destaca la UE como el mayor importador neto (31 %), seguida de Estados Unidos (20 %), Reino Unido (14 %), Canadá (7 %) y Malasia (2 %).

En el caso del comercio mundial de bioetanol, EEUU es el principal país exportador con 51 % de participación, seguido de Brasil (22%) y la UE (8%). Respecto a las importaciones, la UE se ubica en primer lugar (16 %) seguido por Canadá (14 %) y EEUU (13 %).

Lectura sugerida

La importancia de los biocombustibles para los mercados agrícolas

En cuanto a la importancia de los biocombustibles en los mercados agrícolas, el documento muestra que el 24 % de la producción mundial de aceite de colza se destina a la elaboración de biodiesel. En el caso del aceite de soja, la participación es del 21 %, la misma cifra que registra el aceite de palma. En cuanto al consumo de maíz, un 14% de la producción global del cereal se destina a la elaboración de bioetanol, mientras que, para la caña de azúcar, la cifra alcanza al 18%.

El documento completo puede descargarse de la página web de IICA en el siguiente enlace: https://repositorio.iica.int/bitstream/handle/11324/18661/BVE21097939e.pdf?sequence=1&isAllowed=y

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en compañías de carne celular

El actor de cine estadounidense Leonardo DiCaprio  ha invertido en Mosa Meat y Aleph Farms, dos startups que desarrollan tecnologías para producir carne cultivada a partir de células que no requieren el sacrificio de animales.