lunes, mayo 20, 2024
 

El empoderamiento de las mujeres genera beneficios para comunidades rurales y economías de los países

Compartir

 
 

Reducir las desigualdades de género y asegurar la participación de las mujeres en la toma de decisiones genera beneficios concretos tanto en el bienestar de las comunidades rurales como en la resiliencia de la actividad agrícola.

Ese fue el principal consenso que surgió de un debate entre ministras de Agricultura, representantes del sector privado e investigadores que tuvo lugar en la Cumbre de AIM for Climate (Agriculture Innovation Mission for Climate), el proyecto creado en forma conjunta por los gobiernos de Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos –país que organizará este año la COP 28- con la misión de aumentar las inversiones en agricultura climáticamente inteligente y en innovación para los sistemas agroalimentarios.

La Cumbre se realiza en Washington con la participación del Director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero, y más de 1.000 asistentes que incluyen delegaciones internacionales, ministros, representantes del sector privado, de la sociedad civil, productores agropecuarios, investigadores y académicos.

El evento es encabezado por el Secretario de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsack, y la Ministra de Cambio Climático y Medio Ambiente emiratí, Mariam Almheiri, quien a fin de año será anfitriona en Dubái de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 28).

Lectura sugerida

En el panel “Innovación para un Impacto Inclusivo: Poniendo a las mujeres en el corazón de nuestras inversiones en los sistemas alimentarios”, participaron Laura Suazo, Secretaria de Agricultura y Ganadería de Honduras; Marie-Claude Bibeau, Ministra de Agricultura y Agroalimentación de Canadá e Isobel Coleman, Viceadministradora de la Agencia para Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID).

También formaron parte del panel Eugenia Saini, Secretaria Ejecutiva de Fontagro; Claudia Sadoff, Directora Ejecutiva de CGIAR; Elizabeth Cousens, presidente y CEO de UN Foundation; Emily Rees, Presidente y CEO de CropLife International; Bob Reiter, Jefe de Investigación y Desarrollo en Ciencia Agrícola de Bayer y Kevin Perkins, Director Ejecutivo de Farm Radio International.

El IICA se sumó a AIM for Climate como parte de su compromiso con la sostenibilidad ambiental y la lucha contra el cambio climático. La iniciativa cuenta con la participación de 50 gobiernos y está uniendo esfuerzos públicos y privados en todo el mundo para hacer frente tanto al cambio climático como al hambre global, a través de la adaptación de la producción agroalimentaria con nuevas tecnologías, herramientas y enfoques que promuevan también la expansión económica y la creación de empleos en todo el planeta.

Lectura sugerida

La ministra hondureña, Suazo, quien valoró la presencia del IICA en AIM for Climate, señaló que las mujeres “somos agentes de cambio ya que tenemos un rol central en transformar las sociedades. Yo soy la primera mujer ministra de Agricultura y Ganadería en Honduras y el rol de las que llegamos a estos cargos es generar oportunidades para las mujeres rurales”.

Suazo explicó que Honduras “es un pequeño país centroamericano, con muchos cultivos tropicales, rico en recursos naturales, pero con uno de los más dramáticos escenarios sociales. De cada 10 personas, 7.3 personas viven en pobreza y no puedo hablar sin mencionar esta realidad”.

En ese sentido, recordó que cuando la presidenta Xiomara Castro le ofreció hacerse cargo del ministerio, le pidió que trabajara para garantizar la seguridad alimentaria y superar la pobreza, ya que la agricultura es un motor para la economía del país.

Lectura sugerida

“Ser una mujer rural es enfrentar diversos obstáculos, que tienen que ver con el acceso a la educación, a la propiedad de la tierra y a los ingresos. Eso debe terminar. Las mujeres son más del 50% de la población en muchos países y tienen más del 50% de las soluciones a los problemas que enfrenta la humanidad”, concluyó.

De beneficiarias a decisoras

Marie-Claude Bibeau, ministra canadiense, señaló que hoy el gobierno de su país tiene muchas mujeres, como ellas, en cargos de gran importancia. “Definitivamente soy una feminista. Eso significa que estoy convencida de que las mujeres debemos tener más oportunidades. No debemos ser miradas solo como beneficiarias de los proyectos de desarrollo sostenible sino que debemos formar parte de la mesa en que se toman las decisiones”, afirmó.

Bibeau agregó que la reducción de la brecha de género tiene un impacto positivo directo en la economía. “Debemos trabajar –agregó- y dar el ejemplo para construir un mundo más sostenible, pacífico, próspero e inclusivo”.

Para Isobel Coleman, de USAID, las mujeres deben ser empoderadas como promotoras del cambio. “Es crítico cerrar la brecha de género en agricultura para acabar con el hambre global. Si lo hacemos. podemos reducir la inseguridad alimentaria”, dijo.

La funcionaria reveló que USAID toma como uno de sus criterios prioritarios el rol de las mujeres en la toma de decisiones de un proyecto para decidir si entrega o no ayuda económica. “Cuando las innovaciones son diseñadas por mujeres, especialmente las más vulnerables, los beneficios para toda la comunidad son palpables”, aseguró.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias