sábado, junio 15, 2024
 

El impulso global a los biocombustibles dispara un negocio impensado en Australia

Compartir

 
 

Un subproducto animal utilizado en tiempos de guerra para combatir la escasez alimentaria, ha emergido como un recurso clave en la industria de biocombustibles, llevando a Australia a alcanzar un hito económico significativo con exportaciones que superan los A$1 mil millones (U$S 650.000 MM).

El Departamento de Agricultura de Australia informa que las exportaciones de sebo vacuno alcanzaron este impresionante récord durante el año financiero 2022-23, colocando al país en el mapa como el principal exportador mundial de este subproducto animal. Este logro, no solo destaca la creciente importancia de los biocombustibles en el mapa energético global, sino que muestra que aun existe un potencial inexplorado de recursos en la economía actual.

Terry Nolan, director de un frigorífico y exportador de sebo, señala que este subproducto, era utilizado principalmente en la cocina y en la producción de velas, pero ahora se ha convertido en una fuente valiosa de energía renovable.

El proceso de renderizado, que convierte la grasa animal en un recurso utilizable, ha permitido que el sebo se incorpore en una variedad de aplicaciones, incluyendo la producción de biocombustibles utilizados en aviación y transporte terrestre. La creciente demanda, especialmente en los Estados Unidos y Singapur, ha impulsado los precios internacionales del sebo a niveles récord, superando los U$S 1.630 por tonelada.

El auge del sebo también ha abierto nuevas oportunidades en el mercado interno australiano, con emprendedores como Nish Murphy y Kylie Carr utilizando este recurso en la producción de productos para el cuidado de la piel y en la cocina gourmet. Esta diversificación en el uso del sebo refleja la creciente conciencia sobre la importancia de los recursos renovables y sostenibles en nuestra sociedad actual.

El éxito del sebo en Australia subraya la importancia de la innovación y la adaptabilidad en la economía global. Con una demanda en constante crecimiento y precios históricamente altos, el futuro del sebo como recurso renovable parece prometedor, no solo en Australia sino en todo el mundo. En un momento en que la transición hacia fuentes de energía más sostenibles es una prioridad global, el sebo representa un ejemplo inspirador de cómo los subproductos pueden convertirse en motores clave de desarrollo económico y ambiental.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias