sábado, junio 15, 2024
 

El triple impacto: integrando el beneficio económico, social y ecológico en la empresa argentina

Compartir

 
 

En un mundo donde la conciencia ambiental y social se ha vuelto primordial, las empresas argentinas están redefiniendo su rol en la sociedad. El concepto de triple impacto está ganando terreno como una estrategia empresarial integral que busca no solo generar ganancias, sino también contribuir al bienestar de la sociedad y al cuidado del medio ambiente.

Sebastián Lusardi, Director Ejecutivo del Grupo L, describe que el triple impacto implica que las empresas asuman la responsabilidad de no solo buscar rentabilidad económica, sino también de generar un impacto social y ambiental positivo. Esta nueva perspectiva ha llevado a un cambio de paradigma, donde las compañías están adoptando valores de igualdad, equidad y sostenibilidad en todas sus operaciones.

Segunda edición del Argentina Carbon Forum: impulsando la acción climática

Una de las áreas en las que el Grupo L ha puesto énfasis es en el combate al desperdicio de alimentos. En Argentina, al igual que a nivel mundial, el desperdicio de alimentos es un problema significativo. Con el Programa Sin Desperdicio y el Programa Plato Lleno, el Grupo L está liderando iniciativas para redistribuir alimentos no consumidos a comedores comunitarios y hogares necesitados, evitando así el desperdicio y asegurando que los alimentos lleguen a quienes más los necesitan.

Pero el compromiso del Grupo L va más allá del combate al desperdicio de alimentos. La empresa también está involucrada en iniciativas como Agua en Debate, que promueve el uso racional del agua y genera espacios de reflexión sobre su importancia para el desarrollo sostenible. Además, el Grupo L ha establecido un programa de becas para colaboradores y sus hijos, destinado a garantizar el acceso a la educación y promover el desarrollo personal y profesional de su equipo.

Los principales científicos climáticos del mundo esperan una catástrofe climática para fin de siglo

Otro aspecto fundamental del enfoque de triple impacto del Grupo L es su compromiso con las PyMEs y la sustentabilidad. La empresa destina importantes recursos a comprar a empresas PyMEs certificadas y a proveedores con iniciativas de sustentabilidad documentada, fortaleciendo así el entramado productivo nacional y contribuyendo al crecimiento económico del país.

El enfoque de triple impacto del Grupo L demuestra que es posible integrar el beneficio económico, social y ecológico en la actividad empresarial. Como señala Sebastián Lusardi, producir para obtener ganancias, beneficiar a la sociedad y ser sustentable no son objetivos excluyentes, sino que pueden y deben ir de la mano para construir un futuro mejor para todos.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias