sábado, junio 15, 2024
 

La biomasa, clave para la bioenergía en Chile, sigue su crecimiento mientras el sector maderero enfrenta desafíos

Compartir

 
 

La Asociación Chilena de Biomasa A.G. (AChBiom), fundada en 2017 con el objetivo de difundir los beneficios de modos más sustentables de generar energía, anticipa un período auspicioso del sector para los próximos meses. Antonio Minte Gómez, gerente de AChBiom, confirmó al medio local Trade-News que la crisis actual que afecta a los productores madereros, debido a la contracción en las tasas de plantaciones, no ha impactado aún al sector productor de biomasa para bioenergía.

La crisis maderera y su impacto

El ingeniero de la Universidad Austral de Chile y gerente de la asociación, Antonio Minte Gómez, explicó que AChBiom también forma parte de la Red Futuro Madera. Esta red, además de educar a la población general sobre las materias relacionadas con la biomasa, se dedica a visibilizar el difícil momento que atraviesa el sector maderero.

«Recuperar el fomento a las plantaciones en Chile es fundamental», enfatizó Minte. La disminución de la superficie plantada, debido a los incendios, ha afectado gravemente la industria maderera, que depende en un 99% de las plantaciones forestales para su abastecimiento. El uso de bosque nativo es mínimo, siendo las plantaciones forestales el principal recurso de la industria.

La energía de la biomasa se enciende en Japón

Biomasa disponible para bioenergía

A pesar de la crisis maderera, los productores de biomasa para bioenergía no se han visto directamente afectados. Minte detalló que se trabaja principalmente con residuos de los bosques y la agricultura, convertidos en bioenergía. «Aunque los incendios representan un problema a largo plazo, en el corto plazo podemos utilizar estos bosques como biomasa, principalmente para la generación térmica industrial», señaló.

Entre los productos generados por los asociados de AChBiom, el pellet es el más vulnerable a la falta de disponibilidad de recursos desde los aserraderos. Sin embargo, este sector aún es pequeño en comparación con la biomasa para bioenergía industrial. En 2024, al igual que en 2023, hay un amplio stock de pellets, brindando confianza al consumidor final.

Misión y oportunidades

AChBiom reúne a más de 40 asociados distribuidos desde la región de Valparaíso hasta Tierra del Fuego, abarcando distintas etapas de la cadena de producción de bioenergía: productores de biocombustibles, representantes de tecnologías, empresas de servicios energéticos, desarrolladoras de proyectos y representantes de la academia, entre otros.

«La mayor producción de biomasa para bioenergía se encuentra en las principales regiones forestales y madereras, aprovechando residuos de los bosques y de la industria de la madera. Por eso, la producción está concentrada en la zona centro-sur del país, aunque su uso es a nivel nacional», detalló Minte.

Brasil: la biomasa se consolida como una fuente confiable de energía renovable

Nuevos mercados y productos

Minte ve oportunidades de negocio en el aumento de la producción de pellet, cuyo precio es más accesible que otros recursos como la electricidad y los combustibles líquidos. A pesar de no contar con mecanismos estatales de estabilización de precios, el aumento de demanda ha llevado a inversiones que incrementaron la capacidad instalada para su producción. Actualmente, cerca de 200 mil hogares utilizan este biocombustible.

El desafío ahora es expandirse hacia el consumo institucional en colegios, hoteles y hospitales, donde el pellet podría competir con combustibles fósiles. En el sector industrial, el chip sigue siendo la opción principal debido a sus tecnologías más económicas, aunque el pellet tiene potencial en ciertos nichos.

Exploración de nuevos combustibles

En este contexto, AChBiom está comenzando a explorar la producción de biogás, otro combustible de bajo impacto ambiental. Minte destacó que la biomasa es la principal fuente de energía del país, superando al petróleo crudo, y tiene la ventaja de no depender de importaciones. Además, es complementaria a otras energías renovables como la eólica, solar y geotérmica.

«La biomasa juega un papel crucial en la transición energética hacia la carbono neutralidad que Chile se ha impuesto como objetivo para 2050», concluyó Minte.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias