10.3 C
Buenos Aires
domingo, julio 3, 2022
 

Cera natural hace que las prendas sean transpirables y resistentes al agua

Lo más leído

 
00:15:06

La mirada de IVECO sobre la movilidad sostenible

Bioeconomía TV dialogó con Francisco Spataro, director comercial de IVECO Group. La marca es una de las que más fuerte está apostando a la movilidad sostenible.
 
 

La creciente preocupación por el impacto ambiental de la producción textil y su dependencia de productos impermeables elaborados a partir de productos químicos tóxicos, ha disparado la demanda de nuevas alternativas sostenibles. Sin embargo, encontrar textiles no tóxicos, transpirables e impermeables, elaborados a partir de materiales sostenibles y a un costo razonable, ha demostrado ser un verdadero desafío.

Pero recientemente, investigadores de la Universidad Aalto, en Finlandia, parece que han encontrado la punta del ovillo. Lograron desarrollado un recubrimiento ecológico a partir de partículas de cera que lo hacen repelente al agua y es adecuado para las fibras de celulosa, logrando también conservar la transpirabilidad y la sensación natural del textil.

El recubrimiento utiliza cera de carnauba, comunmente utilizada en medicamentos y productos alimenticios, así como también en el tratamiento superficial de frutas y ceras de automóviles. El nuevo recubrimiento es adecuado no solo para textiles sino también para otros materiales a base de celulosa.

Lectura sugerida

 

Durante el procesamiento, se utiliza agua para derretir y descomponer la cera en partículas que son aniónicas (es decir, cargadas negativamente) al igual que la celulosa. Para que las partículas de cera se adhieran bien a la superficie de la celulosa, se necesita algo catiónico (es decir, cargado positivamente) como un buffer, ya que las partículas cargadas opuestamente se atraen entre sí. En estudios anteriores, se ha utilizado una proteína natural llamada polilisina.

Nina Forsman, estudiante de doctorado en Aalto University señala que «La polilisina es muy cara, por lo que, en nuestro estudio ha sido sustituida por un almidón catiónico mucho más barato que ya está disponible comercialmente». Aunque el almidón catiónico no es tan efectivo como la polilisina, dos capas de almidón mezcladas con dos partículas de cera son suficientes para que el textil sea impermeable.

Lectura sugerida

 

Los investigadores compararon la transpirabilidad de los textiles tratados con cera natural con los textiles que habían sido tratados con productos comerciales. Las partículas de cera ecológica hicieron que los textiles fueran impermeables y también conservaron su transpirabilidad, mientras que los textiles tratados con controles comerciales habían reducido la transpirabilidad.

El equipo de investigación multidisciplinario también incluyó a la diseñadora Matilda Tuure de la Facultad de Artes, Diseño y Arquitectura de la Universidad de Aalto y, como parte de su tesis de maestría, diseñó y fabricó tres capas para las cuales los revestimientos de cera se pusieron a prueba.

Encerar y teñir al mismo tiempo

El revestimiento de cera se puede aplicar sumergiéndolo, rociándolo o cepillándolo sobre la superficie del textil. Descubrieron que la inmersión es adecuada para prendas de vestir más pequeñas y la pulverización o el cepillado es mejor para las más grandes. En la producción a escala industrial, el tratamiento con cera podría ser parte del proceso de acabado textil junto con la pigmentación del color de la cera, lo que hace posible el teñido y la impermeabilización al mismo tiempo.

El equipo de investigación descubrió que el revestimiento de cera no es resistente al lavado con detergente, por lo que el producto es el más adecuado para prendas exteriores que se lavan con menos frecuencia, como las chaquetas. Para mayor simplicidad de su uso, el consumidor podría potencialmente aplicar el revestimiento al textil después de cada lavado, pero esto requiere más investigación y desarrollo.

Lectura sugerida

 

También se observó el efecto de la temperatura de secado después del tratamiento con cera sobre la impermeabilización, y se concluyó que la mejor resistencia al agua se obtiene cuando la temperatura de secado es inferior a la temperatura de fusión de la cera.

«Probamos el revestimiento en diferentes materiales textiles: viscosa, tencel, algodón, cáñamo y tejidos de punto de algodón. Descubrimos que la rugosidad de la superficie de los textiles afecta la forma en que repele el agua: cuanto más rugosa es la superficie, mejor. Esto se debe a que, en una superficie rugosa, las gotas de agua entran en contacto con la superficie textil en un área más pequeña «, dice Forsman.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

New Holland demuestra la productividad de sus equipos en el campo

Catpro Maquinarias, concesionario oficial de la marca en Córdoba, desarrolla una nueva edición de las jornadas dinámicas.