De costar €250.000 a tan solo €9. La hamburguesa de laboratorio más cerca de llegar al mercado

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

El 5 de agosto de 2013, el profesor de la Universidad de Maastricht, Mark Post, elaboró, cocinó y degustó la primera hamburguesa de carne cultivada en laboratorio del mundo. En solo tres meses, el científico logró multiplicar las células suficientes para conseguir las 5 oz (140 gramos) de carne que llevaba la hamburguesa. ¿Su costo? La módica suma de € 250.000 que fueron aportados por el co-fundador de Google, Sergey Brin.

Tras el éxito de esa primera hamburguesa, Post se juntó con Peter Verstrate, un ejecutivo con una amplia trayectoria en el mundo de la carne tradicional, para crear Mosa Meat, una startup que se propuso llevar a escala comercial carne biologicamente real, pero que no requiere el sacrificio de animales.

Recientemente, la compañía que cultivó la primera hamburguesa en un laboratorio hace siete años, ha recibido U$S 55 millones en fondos para continuar con el desarrollo de su tecnología avanzada y ampliar la fábrica de Maastricht para que pueda producir alimentos para toda Europa y obtener licencias para llevar el producto a distintos países, según informó el portal UniladEl aporte de capital fue liderado por Blue Horizon Ventures.

Lectura sugerida

«En los próximos tres años, nuestro objetivo será escalar la tecnología a una línea de producción de tamaño industrial, trabajar con los reguladores para demostrar la seguridad de la carne cultivada y presentar la primera carne vacuna cultivada a los consumidores», dijo Sarah Lucas, jefa de producción.

De costar €250.000 a tan solo €9. La hamburguesa de laboratorio más cerca de llegar al mercado

Contando con el gran respaldo de 50 científicos, la compañía ha logrado reducir el costo en 88 veces desde la fabricación de su primera hamburguesa en 2013. Post y Verstrate son optimistas y esperan continuar con los progresos para llevar el valor unitario por debajo de 9 euros por unidad.

Lectura sugerida

Los elevados costos de la primera hamburguesa se debieron a que se utilizaron 50 litros de suero fetal bovino, que fueron obtenidos del útero de una vaca. Cada litro de FBS costó entre U$S 450 y U$S 1.000. El secreto de la estripitosa reducción de costos se explica en el reemplazado el FBS por otros medios de cultivo mucho más económicos, que contienen los mismos elementos esenciales que el FBS. «Nuestro equipo eliminó con éxito FBS al asegurarse de que los elementos esenciales del FBS están en el medio de crecimiento, pero sin origen animal», afirmó Lucas. «Se está trabajando en un reemplazo agrícola con un equivalente de grado farmacéutico que está demostrando ser más rentable», agregó.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Con apoyo masivo de los países de las Américas a su trabajo por la sostenibilidad de la agricultura, Otero asumió su segundo período como...

Se trata del segundo período consecutivo al frente del organismo especializado en desarrollo agropecuario y bienestar rural para el médico veterinario