Cargill y Helm se asocian para instalar una planta que convierta maíz en un precursor químico de amplia aplicación industrial

Lo más leído

Columna semanal

00:07:42

Una reflexión sobre el aporte de las bioenergías

Los temas de la semana resumidos en cinco minutos.
 
 

Cargill y HELM anunciaron la creación Qore, un joint-venture con el objetivo de ayudar a las marcas líderes a reemplazar las sustancias químicas basadas en fósiles con insumos de base biológica, lo que les permite reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Como parte del acuerdo, ambas compañías están invirtiendo U$S 300 millones combinados para construir la primera instalación de producción butanodiol (BDO) renovable a escala comercial en EEUU. Los productos intermedios de base biológica brindan a las industrias de confección, automotriz, electrónica y empaque la capacidad de mejorar su huella ambiental sin sacrificar el rendimiento del producto o alterar sus procesos de fabricación posteriores existentes.

“Dado que los consumidores exigen productos más sostenibles, las marcas no solo buscan soluciones más innovadoras y respetuosas con el medio ambiente, sino que también necesitan capacidades y recursos de los proveedores que puedan cumplir consistentemente con esas expectativas”, dijo Jill Zullo, vicepresidenta de bioindustrias de Cargill. «Esta nueva empresa combina la cadena de suministro de principio a fin de Cargill y la comercialización exitosa y de larga data de productos en varios mercados bioindustriales con la experiencia de HELM para llevar de manera efectiva aplicaciones químicas únicas y otras soluciones creativas a la vida y al mercado».

Lectura sugerida

La empresa conjunta Qore se enfocará en la producción de QIRA, el 1,4-butanodiol (BDO) de próxima generación. Elaborado biológicamente a través de la fermentación de azúcares de origen vegetal, QIRA puede ahorrar hasta un 93 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero al reemplazar los productos químicos intermedios ampliamente utilizados producidos a partir de fuentes fósiles tradicionales.

QIRA se puede utilizar de la misma forma que su homólogo químico, pero con un rendimiento medioambiental significativamente mejor. Por ejemplo, QIRA se puede utilizar para fabricar elastano y otras fibras químicas a base de poliéster, así como plásticos biodegradables, revestimientos de poliuretano, selladores y cueros artificiales, mejorando así su huella medioambiental.

Lectura sugerida

“Para HELM Chemicals, esta empresa conjunta marca un hito importante en nuestro compromiso de proporcionar soluciones para una transformación exitosa hacia un planeta y una sociedad más sostenible. A través de la asociación y la colaboración con los propietarios de marcas y sus proveedores, brindaremos opciones de productos sostenibles a estas industrias impulsadas por el consumidor que no solo los ayudarán a diferenciar sus marcas, sino que también crearán un futuro más responsable con el medio ambiente”, dijo Axel Viering, miembro del ejecutivo del directorio de Business Line Chemicals en HELM.

Cargill y HELM planean construir la instalación de producción intermedia de base biológica en el campus de biotecnología existente de Cargill y la operación de refinación de maíz en Eddyville, Iowa. La planta, que procesará 30.000 bushels por día de maíz, el equivalente a unas 762 toneladas, se completará y estará operativa en 2024 para cumplir con las exigentes especificaciones de las cadenas de suministro de productos.

Qore ha obtenido la licencia de la tecnología de proceso BDO de Genomatica y está utilizando el suministro global de materias primas y la experiencia en fabricación de fermentación de Cargill para producir y distribuir inicialmente 65.000 toneladas métricas por año como mínimo de su primer bio-intermedio, QIRA. HELM trabajará con los propietarios de marcas, los fabricantes de equipos originales y sus proveedores para incorporar QIRA en sus respectivos productos.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Lanzan una iniciativa para fortalecer las startups agroalimentarias y de América Latina y el Caribe. Enterate como participar

El Sustainable Agtech Challenge, creado por PNUMA y The Yield Lab Institute permitirá identificar Startups con modelos de negocios escalables que aborden algunos de los problemas más relevantes del cambio climático en los sistemas agroalimentarios en Latinoamérica y el Caribe.