La industria brasilera de biodiesel lista para saltar al 13%

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

Hace unos tres años, el gobierno brasileño puso en marcha el programa RenovaBio, que está impulsando el incremento paulatino de la cantidad de aceites vegetales que se destinan para fabricar biodiesel.

Actualmente, el porcentaje de corte de biodiesel es del 12% o B12. Pero a partir de marzo de 2021, la mezcla va a aumentar al 13% (B13) y está previsto que continúe con un ritmo de incremento anual de 1% hasta alcanzar en 2023 el 15% (B15), y está en estudio continuar hasta 2028 para llevar el porcentaje al 20% (B20).

Lectura sugerida

El aceite de soja es proporcionado por la industria de crushing, agrupados en la Asociación Brasileña de Industrias de Aceites Vegetales (Abiove). Anticipándose al mayor uso de aceite de soja para producir biodiésel, los miembros de Abiove vienen aumentado sus capacidades de producción.

Lectura sugerida

Los economistas jefes de Abiove han manifestado que la industria ya tiene la capacidad para cumplir con una mezcla B14 y que ya se han realizado inversiones que permitirán un aumento del 8,5% en la producción de biodiesel. De hecho, Abiove ha estado presionando para que se acelere el porcentaje de aceite de soja utilizado en el biodiesel, especialmente en las grandes áreas urbanas, como una forma de reducir la contaminación del aire.

Sienten que el uso de biodiesel fortalece el sector energético de Brasil al utilizar una fuente de energía renovable menos contaminante producida localmente.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en compañías de carne celular

El actor de cine estadounidense Leonardo DiCaprio  ha invertido en Mosa Meat y Aleph Farms, dos startups que desarrollan tecnologías para producir carne cultivada a partir de células que no requieren el sacrificio de animales.