El bienestar animal bajo escrutinio en el comercio internacional de carnes

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

Agrupaciones europeas en defensa del bienestar animal dijeron que los acuerdos de libre comercio, como el Acuerdo UE-Mercosur, son malos para los animales, las personas y el medio ambiente.

Alegan que la UE también debería condicionar la liberalización del mercado únicamente a los productos que cumplen con las elevadas normas de bienestar animal. De esta forma, dicen que no sólo restablecería la igualdad de condiciones, sino que también incentivaría a los productores de los países que quieran llegar al mercado europeo a adoptar normas más estrictas de bienestar animal y contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

La organización ‘Eurogroup for Animals’ dijo que el estudio «Impactos económicos acumulativos de los acuerdos comerciales sobre la agricultura de la UE», elaborado por la DG AGRI, responsable de las políticas de la UE sobre agricultura, desarrollo rural y política agrícola común (PAC), confirmó que el acceso incondicional a los mercados concedido en los Tratados de Libre Comercio (TLC) aumenta significativamente el comercio de productos animales, alimentando la agricultura intensiva tanto en la UE como en el extranjero.

El estudio examinó la evaluación del impacto de 12 TLC que la UE está negociando o concluyendo en el sector agrícola hacia 2030. Constató que cuando existían los TLC, las exportaciones de carne de cerdo y productos lácteos de la UE crecían, mientras que el mercado de la UE era abastecido por carnes de aves de corral, vacuna y ovina importadas.

Lectura sugerida

Eurogroup for Animals dijo que, dado que las normas de bienestar animal relativamente más estrictas de la UE no aplicaban para los productos importados, tales aumentos de las importaciones significaban que era probable que los consumidores de la UE estuvieran más expuestos a un menor bienestar de los productos cárnicos importados. Al mismo tiempo, los productores de la UE sufrirían un deterioro de la igualdad de condiciones junto con la presión sobre los precios de la carne.

El estudio encontró que se espera que los mayores aumentos de las importaciones provengan de los países del Mercosur, donde la agricultura intensiva se está extendiendo debido a las posibilidades de exportación a Europa y Asia. Esta tendencia, argumenta la organización, no sólo implica malas condiciones de bienestar animal, sino que también plantea preocupaciones de salud pública en términos de zoonótesis y resistencia a los antimicrobianos (AMR).

Lectura sugerida

El grupo de presión agregó que la intensificación de la producción animal también genera altos niveles de deforestación, lo que afecta el bienestar de millones de animales salvajes: «El estudio confirma nuestra posición de que el acuerdo comercial UE-Mercosur, tal como está ahora, no sólo es malo para los animales, sino también para las personas y el medio ambiente».

La organización europea de carne de aves de corral AVEC criticó duramente a la Comisión Europea en 2019 cuando acordó 180.000 toneladas adicionales de carne de aves de corral que ingresaron a la UE desde los países del Mercosur (principalmente Brasil), diciendo que significaba una pérdida significativa de empleos de la UE en las zonas rurales.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Gobierno del Reino Unido lanza millonario paquete financiero para que las destilerías de Whisky reduzcan su huella de carbono con proyectos de biogás e...

Cuatro proyectos accedieron a la segunda fase del Concurso Destilerías Verdes y recibirán una participación de más de £11,3 millones (U$S 15 MM) para descarbonizar sus procesos de destilación de los icónicos whiskies y licores del Reino Unido.