lunes, abril 22, 2024
 

Traccionados por los biocombustibles, Bunge y Chevron construirán una moderna planta de crushing de oleaginosas en el Golfo de México

Compartir

 
 

En un paso trascendental para la industria de los biocombustibles, Bunge Chevron Ag Renewables, una empresa conjunta entre Bunge y Chevron, celebró el 4 de marzo el inicio de la construcción de una nueva planta de procesamiento de semillas oleaginosas en Louisiana, EE.UU.. Esta iniciativa, que se espera esté operativa para el año 2026, marca un paso significativo hacia la expansión de las fuentes de energía renovable y la seguridad alimentaria en la región.

La nueva planta, que se erigirá cerca de la ciudad de Nueva Orleans en Louisiana, se destacará por su diseño flexible, permitiendo el procesamiento tanto de soja como de semillas blandas, incluidas las novedosas oleaginosas de invierno, como la colza y CoverCress (ver El nuevo cultivo de servicio que captó la atención de Bunge y Bayer). Esta versatilidad asegurará que la instalación esté bien posicionada para satisfacer la creciente demanda de materias primas para biocombustibles y productos derivados en la región.

El anuncio de esta planta de crushing de oleaginosas responde a una necesidad cada vez más urgente de abordar el cambio climático y reducir la dependencia de los combustibles fósiles. La planta, una vez en funcionamiento, no solo contribuirá a la reducción de las emisiones de carbono, sino que también fortalecerá la cadena de suministro energético y alimentario en la zona del Golfo de México.

 

Santa Fe avanza en producción de biocombustibles para aviación

“Esta nueva instalación es otro paso en nuestra estrategia a largo plazo para mejorar nuestras capacidades a escala en el mercado de biocombustibles renovables y reducir la intensidad de carbono de nuestras cadenas de valor y las de nuestros clientes”, afirmó Luciano Salvatierra, vicepresidente senior de biocombustibles renovables de Bunge.

Por su parte, Stacey Orlandi, directora de fabricación de Chevron Renewable Energy Group, señaló: “Tener una mayor capacidad para procesar semillas blandas, incluidos cultivos novedosos de semillas oleaginosas de invierno, ayudará a avanzar en nuestra innovación en el espacio de la materia prima y satisfacer la creciente demanda de biocombustibles renovables”.

Trafigura, dueña de Puma Energy, adquiere gigante europeo de biodiesel

Este proyecto es el resultado de un Memorando de Entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) firmado por Bunge y Chevron en septiembre de 2021, centrado en la creación de una empresa conjunta para satisfacer la demanda de biocombustibles renovables y desarrollar materias primas con una menor intensidad de carbono (Ver Bunge y Chevrón se asocian para producir materias primas para producir biocombustibles). En febrero de 2023, ambas compañías firmaron acuerdos de transacción definitivos para dar vida a esta joint venture.

Bunge Chevron Ag Renewables se enfoca en el desarrollo de materias primas para biocombustibles renovables, aprovechando la experiencia de Bunge en el procesamiento de semillas oleaginosas y las relaciones con los agricultores, así como la experiencia de Chevron en la producción y comercialización de biocombustibles renovables. Según el acuerdo de la empresa conjunta, Bunge opera las plantas de procesamiento en Destrehan y Cairo, Illinois, mientras que Chevron tiene derechos de compra para el aceite que se utilizará como materia prima para fabricar combustibles de transporte con una menor intensidad de carbono en su ciclo de vida.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias