viernes, junio 14, 2024
 

Con tecnología bioacústica y apoyo del Reino Unido, Sudáfrica busca reducir su dependencia del carbón con bioenergía proveniente de la caña de azúcar

Compartir

 
 

En un esfuerzo por abordar los desafíos energéticos de la República de Sudáfrica y transformar su sector agrícola, una colaboración pionera entre el Reino Unido y el país agricano promete convertir la caña de azúcar en energía a gran escala. Liderado por la empresa británica de agrotecnología AgriSound, este proyecto revolucionario utiliza tecnología bioacústica y sistemas hidropónicos innovadores para aumentar la producción de bioenergía, ofreciendo una solución sostenible y económicamente viable.

AgriSound, especialistas en tecnología bioacústica agrícola con sede en York, en colaboración con el Centro de Agro-Tecnología del Reino Unido y GYO Systems de Sudáfrica, busca mejorar los rendimientos de la caña de azúcar mediante la monitorización avanzada de plagas. El proyecto también investigará el uso de tecnologías hidropónicas innovadoras para aumentar la producción de bioenergía en Sudáfrica.

Con el 85% de la energía de Sudáfrica generada a partir del carbón, este proyecto tiene el potencial de impactar significativamente la producción de energía renovable en el país. AgriSound implementará su dispositivo basado en tecnología bioacústica de escucha de insectos ‘Polly’ para ayudar a los agricultores a rastrear y eliminar plagas destructivas como el barrenador de tallos Eldana. Además, este dispositivo ayuda a los agricultores a gestionar mejor las poblaciones de polinizadores, lo que conduce a mejores rendimientos de los cultivos a través de mayores tasas de polinización y una menor dependencia de métodos de polinización artificial.

Córdoba: inspiración para el crecimiento del bioetanol en Brasil

Los datos generados permitirán acciones concretas para ayudar a los agricultores a cosechar caña de azúcar de manera más abundante y sostenible, sin comprometer el uso de la tierra para otros fines.

Además de la mejora en la monitorización de plagas y la gestión de polinizadores, el proyecto también explorará la expansión de la producción de bioenergía cerca de áreas urbanas, utilizando tecnologías hidropónicas de bajo costo. Este enfoque se centrará en Camperdown, KwaZulu-Natal, una zona urbana cercana a una de las principales áreas de cultivo de caña de azúcar en Sudáfrica, beneficiando directamente a las comunidades desfavorecidas de la región mediante la capacitación inclusiva y accesible en estas tecnologías.

«La mayor disponibilidad de caña de azúcar tiene el potencial de generar bioenergía, un tipo de energía renovable que puede reemplazar los combustibles fósiles», afirmó la Dra. Jenna Ross OBE del Centro de Agri-Tecnología del Reino Unido. «A medida que la biomasa crece, absorbe carbono de la atmósfera que luego se libera al incinerarse, lo que hace que la biomasa sea carbono neutral. Por lo tanto, la caña de azúcar ofrece enormes beneficios económicos y ambientales para Sudáfrica. Sin embargo, con los rendimientos seriamente afectados por plagas y el uso excesivo de la tierra bajo escrutinio debido a los recursos alimentarios y de vivienda, este proyecto apunta a resolver dos problemas locales apremiantes en un solo movimiento, trabajando estrechamente con las comunidades locales para ofrecer oportunidades de empleo y desarrollo económico».

Brasil: financiamiento para inversiones en biocombustibles alcanza cifras récord

Los desafíos críticos de producción de energía en Sudáfrica también se ven exacerbados por los episodios de «cortes de carga», que a menudo dejan a más de la mitad de la población sin electricidad debido a una infraestructura energética insuficiente. Utilizar la bioenergía tiene un gran potencial para ser un cambio de juego en la estrategia de sostenibilidad del país y la necesidad de fuentes de energía más fiables.

El proyecto, liderado por AgriSound, ha recibido una subvención del programa African Innovation Collaborations for Net Zero Places de Innovate UK.

«Estamos embarcándonos en una misión ambiciosa para orientar a Sudáfrica hacia una economía de carbono neto cero optimizando la producción de bioenergía», añadió Casey Woodward, fundador y CEO de AgriSound. «Este proyecto es más que una innovación en la agricultura; se trata de reformar el panorama energético del país y elevar a su gente para que continúe haciéndolo en sus propios términos. Hemos comenzado a trabajar este mes y nuestro objetivo es aprovechar las soluciones basadas en la naturaleza para revolucionar el paisaje agrícola sudafricano. Esperamos que contribuya a abordar la crisis energética y el cambio climático, al tiempo que proporciona mejoras económicas y sociales sustanciales, y reduce la huella de carbono del país, todo dentro de un plazo de 12 meses. El plan a largo plazo de AgriSound no solo está dirigido a aumentar la generación de energía, sino también a garantizar que la tierra permanezca fértil y disponible para futuras necesidades alimentarias y de vivienda».

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias