sábado, junio 15, 2024
 

Al Gore apuesta por la captura de carbono en el suelo, pero advierte sobre la necesidad de reducir los combustibles fósiles

Compartir

 
 

El expresidente de los EE.UU. y ganador del Premio Nobel de la Paz en 2007, Al Gore, fue entrevistado por el Secretario de Agricultura de EEUU, Tom Vilsack, durante la apertura de la Cumbre de AIM for Climate (Agriculture Innovation Mission for Climate), el pasado lunes.

Gore es propietario de una granja de 160 hectáreas en Tennessee y preside una empresa de inversión enfocada en la sostenibilidad. La granja de Gore utiliza una serie de prácticas regenerativas, como la rotación de cultivos, el pastoreo rotativo, los suplementos de algas para reducir las emisiones de metano del ganado y siembra directa o labranza reducida.

Gore ve un enorme potencial en secuestrar carbono en el suelo. Los investigadores de su granja están trabajando en cómo medir cuánto carbono están secuestrando. El objetivo es pagar a los agricultores por la captura de carbono, lo que los incentivará a cambiar a prácticas más amigables con el clima, dijo.

A pesar de este optimismo, un número creciente de científicos dicen que la captura de carbono en el suelo puede no estar a la altura de las expectativas, y advierten que se necesita más investigación para determinar cuánto carbono se captura y en qué condiciones.

Gore también habló de la necesidad de detener la destrucción de tierras naturales para expandir la agricultura. «Usemos la innovación y otras técnicas para aumentar nuestros rendimientos y no destruir el Amazonas», dijo. Y  agregó que espera que el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva cumpla con sus compromisos de detener la deforestación.

Lectura sugerida

Pero si bien las innovaciones agrícolas pueden desempeñar un papel en la lucha contra el cambio climático, Gore dijo que la única solución real es detener las emisiones de petróleo y gas. «La crisis climática es realmente una crisis de combustibles fósiles», dijo. «El trabajo número uno es reducir la producción y el uso de combustibles fósiles».

Los humanos ya han causado un daño irreversible al planeta, dijo Gore, como poner en marcha el derretimiento del hielo ártico. Aún así, dijo que la humanidad puede lidiar con el daño causado hasta ahora, si podemos eliminar gradualmente los combustibles fósiles.

«Tenemos que dejar de fingir que habrá alguna solución tecnológica mágica», dijo. «Tenemos que obedecer la primera ley de los agujeros. Cuando estás en uno, deja de cavar».

Lectura sugerida

Previo a la entrevista con Gore, Vislack aprovechó el evento para presentar nuevas inversiones y colaboraciones para abordar el cambio climático y la seguridad alimentaria a través de la innovación agrícola. Vilsack destacó que la iniciativa ha asegurado más de U$S 13 mil millones en inversiones públicas y privadas para la agricultura climáticamente inteligente, lo que refleja lo que llamó un «apetito global para acelerar la innovación».

Los sistemas alimentarios son responsables de aproximadamente un tercio de las emisiones de carbono de la humanidad y también enfrentan graves riesgos por los efectos del cambio climático, como el clima extremo y la sequía.

«El cambio climático continúa impactando las prácticas agrícolas de larga data en cada país», dijo Vilsack, «y se necesita un fuerte compromiso global para enfrentar los desafíos del cambio climático y construir sistemas alimentarios más sostenibles, equitativos y resilientes».

Lectura sugerida

A medida que el cambio climático se acelera y la demanda global de alimentos aumenta, tecnologías más eficientes de fertilizantes, mejoras genéticas y otras innovaciones tecnológicas ayudarán a los agricultores a «producir más con menos», dijo el secretario.

Con ese fin, Vilsack anunció un adicional de U$S 1.800millones para 21 nuevos «sprints de innovación climática», colaboraciones que tienen como objetivo resolver un desafío específico del sistema alimentario o agrícola, como el desarrollo de bombas de riego neutras en carbono para pequeños agricultores, el desarrollo de variedades de porotos inteligentes con el clima, reducir el uso de agua y fertilizantes y plantar árboles. En total, AIM for Climate ha invertido más de U$S 3 mil millones en 51 proyectos similares.

Vilsack también anunció el lanzamiento de la estrategia de ciencia e investigación del USDA, que establece prioridades científicas para los próximos tres años. Las prioridades incluyen acelerar tecnologías innovadoras, soluciones inteligentes con el clima, seguridad nutricional y ecosistemas resilientes.

La cumbre, que se extiende hasta el miércoles, tiene la intención de ayudar a preparar el escenario para la COP 28, que se llevará a cabo en noviembre en los Emiratos Árabes Unidos. Mariam Almheiri, ministra de cambio climático y medio ambiente de los EAU, prometió que la COP 28 será un «cambio de juego» para los sistemas alimentarios.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias