domingo, mayo 19, 2024
 

En Suecia capturarán CO2 durante la producción de biogás que luego será utilizado en la industria alimenticia

Compartir

 
 

En un avance significativo para la sostenibilidad y la innovación en la industria energética, una nueva alianza entre dos compañías europeas está marcando un hito en Suecia con la instalación de la primera planta de captura y utilización de carbono (CCU) proveniente de la producción de biogás. Esta iniciativa, liderada por la firma holandesa de energías limpias Bright Renewables y la planta de biogás Svensk Biogas de Tekniska verken en Linköping, producirá 20.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) de grado alimenticio al año.

La tecnología de licuefacción de CO2 de Bright Renewables será fundamental en este proyecto pionero. La planta de biogás Svensk Biogas será equipada con un sistema de licuefacción con capacidad para procesar 2.5 toneladas por hora de Bio-CO2, que incluye tecnología para recuperar y purificar el CO2 del proceso de producción de biogás, utilizando un refrigerante natural. Este enfoque innovador no solo previene la liberación atmosférica de CO2, reduciendo así las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que también garantiza un uso más sostenible del CO2 como refrigerante, evitando el uso de sustancias nocivas como el Freón y la amoníaco.

Niraj Kunkulol, representante de Bright Renewables para el mercado escandinavo, enfatizó la importancia de esta iniciativa en la lucha contra el cambio climático: «Al recuperar CO2 del proceso de mejora del biogás, evitamos su liberación atmosférica, lo que reduce las emisiones de gases de efecto invernadero».

Transformación revolucionaria: australianos convierten el metano emitido por los basurales en biocombustible para aviones

Además, el sistema de licuefacción incluye cuatro tanques de almacenamiento de 70 metros cúbicos cada uno para el Bio-CO2 líquido, junto con un analizador de CO2 líquido para certificar su calidad de grado alimenticio.

Anna Lovsen, Gerente del Área de Negocios de Biogás en el Grupo Tekniska verken, explicó: «Nuestro objetivo es certificar la nueva instalación según la norma ISO 22000/FSSC 22000, requisito indispensable para garantizar la calidad de CO2 de grado alimenticio».

Esta iniciativa se alinea con los esfuerzos del Grupo Tekniska verken por maximizar la eficiencia de recursos y promover una economía circular. Lovsen señaló: «Estamos trabajando diligentemente para aprovechar al máximo todos los subproductos y residuos de nuestra producción para aumentar la eficiencia de los recursos».

El proyecto también recibió financiamiento del programa Klimatklivet, creado por la Agencia Sueca de Protección Ambiental, que tiene como objetivo maximizar las inversiones locales relacionadas con el clima.

Importancia del CO2 de grado alimenticio

El CO2 de grado alimenticio desempeña un papel crucial en la industria alimentaria y de bebidas, utilizado principalmente para la carbonatación de bebidas y la conservación de alimentos. Según Christopher Carson, Director de Carbonic Solutions, uno de los mayores desafíos que enfrenta la industria del CO2 biogénico es la percepción del mercado.

Toyota pone en marcha el revolucionario sistema Tri-Gen que convierte biogás proveniente de deshechos en hidrógeno, electricidad y agua utilizable

«Los mayores compradores son la industria de bebidas carbonatadas, y estos jugadores son muy cautelosos con nuevas fuentes de CO2», explicó durante una aparición en un seminario web con gasworld.

A pesar de los desafíos, Carson ve un futuro prometedor para el CO2 biogénico en la industria alimentaria y de bebidas, siempre que se establezcan sistemas de calidad adecuados y se comprendan los recursos utilizados en su producción.

Este avance en Suecia no solo representa un hito en la producción sostenible de CO2, sino que también destaca el potencial de la bioeconomía para impulsar la innovación y la sostenibilidad en múltiples sectores industriales.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias