sábado, junio 15, 2024
 

La bioeconomía impulsa la transformación del sector agroalimentario en el Sudeste Asiático

Compartir

 
 

En un esfuerzo por impulsar la transformación del sistema agroalimentario en el Sudeste Asiático, se llevó a cabo en Bangkok una reunión de alto nivel que explora diversas oportunidades y mecanismos de colaboración en el ámbito de la bioeconomía. Este evento híbrido, organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) con el apoyo del Centro Nacional de Ingeniería Genética y Biotecnología de Tailandia (BIOTEC), convocó a más de 100 participantes de alto nivel provenientes de Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Las deliberaciones se centraron en cuestiones relacionadas con la bioeconomía en todos los sectores alimentarios y agrícolas del Sudeste Asiático. El objetivo principal es acelerar las iniciativas relacionadas con la bioeconomía para fomentar y sostener el crecimiento en esta dinámica región económica.

Durante la sesión de apertura, Robert Simpson, Asesor Especial de la FAO y Líder del Programa Regional, destacó: “La bioeconomía ofrece una variedad de oportunidades de mitigación, especialmente en el campo de la agricultura, utilizando la ciencia, la tecnología y la innovación para transformar los sistemas agroalimentarios y garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición”.

Argentina hace punta con exportaciones agropecuarias libre de deforestación

Kanchana Wanichkorn, Directora de Desarrollo Sectorial de la Secretaría de la ASEAN, señaló el potencial transformador de la bioeconomía para redefinir de manera sostenible los sistemas agrícolas y alimentarios de la región. Además, compartió políticas e iniciativas relacionadas con la bioeconomía en el Sudeste Asiático.

Junpen Meka-apiruk, Inspectora General del Ministerio de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación de Tailandia, presentó una visión general del modelo de Economía Bio-Circular-Verde (BCG), que es la estrategia de Tailandia para el desarrollo nacional y la recuperación post-pandemia. Este modelo se centra en cuatro sectores principales: agricultura y alimentos, bienestar y medicina, energía, materiales y productos químicos, y turismo y economía creativa.

La segunda reunión del de la Iniciativa Bioeconomía del G20 apuntó a disipar la idea errónea de que la bioenergía compite con la seguridad alimentaria

Por su parte, Sukit Limpijumnong, Presidente de la Agencia Nacional de Desarrollo de Ciencia y Tecnología de Tailandia, enfatizó la importancia de la bioinnovación en el crecimiento de la bioeconomía tailandesa. “Al aprovechar el potencial de las bioinnovaciones, podemos abordar desafíos complejos y promover el crecimiento económico”, subrayó Sukit.

Illias Animon, punto focal de la FAO para la Bioeconomía en la región Asia-Pacífico, resaltó la necesidad de trabajar más estrechamente con los socios de la bioeconomía en el Sudeste Asiático. Animon enfatizó que la FAO es la primera y, hasta ahora, la única agencia de la ONU que ha elevado la bioeconomía como una prioridad estratégica.

Este evento marca el inicio de una serie de encuentros destinados a compartir conocimientos y discutir cómo avanzar con una visión conjunta y compartida para escalar la bioeconomía en la región. Entre las iniciativas futuras se incluye una Cumbre Regional de Bioeconomía en 2025, actualmente en discusión entre los socios.

 
 
 

Lo más leído

 

Imperdible

Más noticias